Blogging tips

miércoles, 6 de octubre de 2010

TOCINILLOS DE FOIE

Estos tocinillos los vi en el blog de Su de Webos Fritos y me encantó la idea. Yo los varié un poco, ya que ella los prepara con calabaza confitada y yo, con lo perezosa que soy (vaaaale... lo reconozco) lo cambié por mermelada de naranja que creo que le va de maravilla al foie. De todas maneras, si quieres preparar la calabaza no dudes en visitar su blog, dónde te lo explica de maravilla.

Si tengo que ser sincera, me dieron una lata increíble y hasta el último momento no supe si los iba a servir o no. El motivo... ¡no se me cuajaban en el horno!! Y eso que los tuve una hora a 120º. Al final decidí suprimirlos del menú. Como estábamos entre amigos y hay confianza, pensé en decirles:

- Si tenéis ganas de saber qué es eso de los "Tocinillos de Foie", tendréis que volver otro día, porque son muy vergonzosos y... no paran de temblar, jajaja

Pero cual fue mi sorpresa que, cuando ya habían llegado los invitados y tenía casi todos los platos listos, decidí desmoldar uno y... ¡estaba cuajado! El tiempo de reposo fuera del horno (calculo que fue una media hora) les sentó de maravilla.

Moraleja:  Si no eres parte de la solución, eres parte del problema

INGREDIENTES:

250 g. foie fresco
9 yemas de huevo
100 ml. leche
Sal
Pimienta negra molida

Para decorar:
Mermelada de naranja o mandarina

Para el caramelo:
100 g. azúcar
Agua

PREPARACIÓN:

Primero hacemos un caramelo poniendo a cocer el azúcar con un poco de agua hasta que se forme el caramelo. Caramelizamos el fondo y las paredes de las flaneras o moldes elegidos.

Calentamos la leche con una pizca de sal y pimienta. Cuando hierva retiramos del fuego y añadimos el foie en trozos. Trituramos unos segundos, vel 5-10 (o con la batidora) y lo pasamos por un colador para quitar posibles hilillos del entreverado del foie. Añadimos las yemas batidas a la mezcla y rellenamos los moldes.

Encendemos el horno a 120º. Ponemos los moldes dentro de una bandeja con un poco de agua para hornear al baño maría hasta que se vean cuajados.

Desmoldamos y adornamos con un poco de mermelada, intentando ponerles una tira de la piel de naranja encima.