Blogging tips

sábado, 20 de septiembre de 2014

CHEESECAKE BOSTON CREAM DE NARANJA... 25º Desafío en la Cocina

¡¡Hola a todos!! De vuelta a la normalidad después de un descanso bien merecido. Espero que todos hayáis podido disfrutar del verano y cargar las pilas para comenzar el año escolar con fuerzas renovadas. Os debo reconocer que, si no fuera por el Desafío en la Cocina, mi descanso se hubiese prolongado hasta Octubre… así que aquellos que me habéis escrito preguntándome cuando volvía, dadle las gracias al Desafío!!! jajaja

Cuando recibí el correo de Mª Luz, con la propuesta dulce de este mes, me encontraba de vacaciones y en la playa. Tuve que mirar dos veces la pantalla para asegurarme de qué me estaba hablando, Desafío?? Dulce?? Ya???, esas tres preguntas se agolparon en mi cabeza una tras otra. Estaba tan relajada que hasta mi mente se había vuelto amnésica jajaja, así que cerré el correo, lo marqué como no leído, respiré hondo y me dispuse a seguir seducida por mi dulce amnesia... Pero claro, no pude. No sé qué es lo que tiene el Desafío pero es ver la receta que toca preparar y tu cabeza ya no para de dar vueltas. Menos mal que Mª Luz fue generosa con nosotros y, sabiendo lo perezosos que estábamos todos, nos dio bastante manga ancha, sólo nos pedía un requisito y ese era que la receta que elaboráramos tenía que llevar de apellido Boston Cream.

 

El Boston Cream Pie es un postre oficial de Massachussetts (EEUU) y consiste en una tarta rellena de crema y cubierta con un ganache de chocolate. Nuestra versión podía ser el postre que quisiéramos, siempre y cuando tuviéramos en cuenta que debía llevar un relleno de crema y una cobertura de chocolate, a partir de ahí debíamos dejar volar la imaginación.

Yo escogí una versión muy facilita, pero no por ello menos rica, una base de tarta de queso cubierta con crema de naranja y por encima un ganache estupendo de chocolate. Antes de comenzar con la receta he de deciros dos cosas, la primera es que la crema de naranja no la voy a hacer muy a menudo… corro el riesgo de comérmela yo solita de una sentada y no es plan ¡¡está deliciosa!!, es la misma receta que la de limón que os enseñé aquí, pero añadiendo más zumo. La segunda es un truco para el ganache de chocolate, y es añadir una cucharada (o dos dependiendo de la cantidad que hagamos) de miel. Le da un brillo muy bonito y apenas se percibe el sabor, ya que el chocolate lo eclipsa.


CHEESECAKE FÁCIL


PREPARACIÓN
Precalentamos el horno a 180º, calor arriba-abajo.
Batimos todos los ingredientes hasta que no queden grumos. Si lo hacemos en Thermomix a velocidad 5.
Echamos en un molde enmantequillado. Para asegurarme su desmoldado, le puse un círculo de papel de horno en la base y en los laterales, haciendo que sobresalieran del molde, ya que es una mezcla que en el horno sube mucho, aunque una vez frío baja considerablemente.
Horneamos de 40 a 50 minutos según horno. Es mejor quedarnos cortos en la cocción que pasarnos. Si cuando lo sacamos lo vemos aún un poco crudo, no pasa nada, con el calor residual se acabará de hacer.
Una vez esté completamente frío, desmoldamos.


CREMA DE NARANJA

  
PREPARACIÓN
Con Thermomix
Con el vaso y las cuchillas bien secos, echamos el azúcar y pulverizamos 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.
Incorporamos la piel de naranja y volvemos a pulverizar el mismo tiempo y velocidad.
Añadimos el zumo, la mantequilla y los huevos y programamos 20 minutos, 90º, velocidad 4.

Sin Thermomix
Rallamos la piel de naranja. En un cazo ponemos la ralladura, el azúcar y el zumo de naranja y dejamos en el fuego unos minutos, para que se disuelva el azúcar y consigamos un almíbar. Reservamos. Ponemos los huevos y los batimos un poco. Añadimos el almíbar reservado y vamos removiendo hasta conseguir que espese. Es muy importante no dejar de remover la mezcla para evitar que llegue a hervir. También podemos hacerlo al baño maría.
En el último momento, añadimos la mantequilla y mezclamos.


Una vez hecha, la dejamos enfriar un poco y la ponemos encima de la tarta de queso.
Normalmente este tipo de tartas, cuando se enfrían, suelen quedarse con la parte central más hundida, así que es perfecto para añadirle cualquier relleno.



GANACHE DE CHOCOLATE con brillo



PREPARACIÓN
Picamos el chocolate. Ponemos la nata (o crema de leche) a calentar y cuando comience a hervir la retiramos.
Echamos el chocolate y esperamos unos segundos a que se funda. Añadimos una cucharada (o dos) de miel y removemos hasta conseguir una textura sin grumos.  

Si queremos hacerlo en Thermomix, calentamos la nata a 90º y velocidad 2, el tiempo dependerá de la cantidad de ganache que queramos hacer. Mi consejo es que, para esta cantidad, programemos 2 o 3 minutos y si cuando acabe el tiempo no ha llegado a 90º, programemos unos minutos más. Añadimos el chocolate troceado por el bocal y lo dejamos unos segundos que se funda. Añadimos una cucharada (o dos) de miel y programamos 30 segundos a velocidad 3. 





Si queréis ver más, pinchad en la imagen y podréis ver todas las recetas que han hecho el resto de mis compañeros. Seguro que hay más de una que os enamorará.

http://desafioenlacocina1.blogspot.com.es/2014/09/bostoncream25desafioenlacocina.html

Y el mes que viene nuestra desafiadora será Rocío que nos retará con una receta salada. No os lo podéis perder.

Y yo os espero la semana que viene aquí con una nueva receta... ¡¡bendita rutina!!

jueves, 10 de julio de 2014

TARTA DE SANDÍA... para sorprender este verano

El pasado 5 de julio hizo 4 años que decidí emprender esta aventura. El blog se me está haciendo mayor... ¡¡cómo pasa el tiempo!! Desde entonces muchas cosas me han pasado y, a día de hoy, os puedo asegurar que todas buenas. Sí es verdad que hay momentos en los que por mi mente pasa el cerrar el chiringuito definitivamente, pero luego recibo emails vuestros agradeciéndome mi trabajo, o aquella tarta que, con mis consejos, os salió perfecta... y entonces pienso que, aunque no le dedique el tiempo que me gustaría, esto sí que merece la pena.

Hoy cierro la persiana, pero sólo por vacaciones hasta septiembre, aunque prometo dejaros un agujero por el que podréis asomaros a cotillear las recetas que queráis. En mi ausencia os dejo esta sugerencia, porque más que receta, lo que os traigo hoy es una idea diferente para presentar un postre este verano. Lo mejor de todo, es ver la cara de todo el mundo cuando, al partir la tarta, se dan cuenta de que es una sandía... no tiene precio! jeje


Antes de pasar a la elaboración, desde aquí quiero darle las gracias a mi hermana por sus bonitas fotos y por acompañarme en todas mis locuras. Las fotos las hicimos en la playa, que hay enfrente del apartamento, a las 8 de la tarde, ya que pensábamos que a esa hora no habría tanta gente... y era verdad, no había apenas nadie, si no contamos con los 30 y pico pescadores que nos tenían rodeadas y que nos miraban con cara de "el mundo está loco" jajaja... 


TARTA DE SANDÍA

INGREDIENTES
1 sandía (mejor sin pepitas)
Fruta para adornar (fresas, moras, cerezas, kiwi, melocotón...la que queráis)
500 gr nata para montar
250 gr de mascarpone
5 o 6 cucharadas de azúcar
Almendras laminadas (otra opción sería poner coco rallado)



PREPARACIÓN 
Una imagen vale más que mil palabras.


Aunque es una tarta muy fácil, aquí os dejo una cuantas sugerencias para que el resultado sea óptimo:
- Para cortar la sandía es muy importante que lo hagáis con un cuchillo grande. Como yo lo hice en el apartamento de la playa, y allí no dispongo de cuchillos grandes, me las tuve que ingeniar con uno pequeño, pero cuesta mucho y no queda tan bien nivelada.
- Un truco para que salga redonda perfecta es que, una vez quitada la cáscara, pongamos un plato encima del diámetro que queramos nuestra tarta y, con un cuchillo grande, cortamos alrededor. El plato nos hará de guía.
- Otra de las cosas esenciales es que, una vez hayamos cortado la sandía, la sequemos bien con papel de cocina, ya que la sandía contiene mucha agua y de esa manera evitaremos que el frosting que le pongamos encima se nos resbale.
- Tenemos que ser generosos con la nata. Aunque hayamos secado nuestra sandía con el papel, si ponemos poca cobertura corremos el riesgo de que, al soltar agua la sandía, nos estropee la decoración, así que pongamos una buena capa. 


Y ya sólo me queda desearos a todos un feliz verano. Os espero en septiembre con las fuerzas renovadas y con más recetas fáciles y ricas como esta. Vosotros sólo prometedme una cosa... ¡que volveréis!



Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo


O en mi página del Facebook 




https://www.facebook.com/anadieamargaundulce



lunes, 30 de junio de 2014

TARTITAS DE NECTARINAS... Adivina qué le falta a mi receta (Campaña No sabes qué es el hambre...)

Cuando Mónica de Buzz Marketing Networks se puso en contacto conmigo por si quería colaborar en una campaña, la primera idea que me cruzó la cabeza fue que ya tenía una receta preparada para el final de temporada, antes de comenzar las vacaciones del blog, y ya no tenía tiempo de hacer nada más. Pero claro, cuando seguí leyendo, supe de inmediato que no me iba a poder negar. 

Pocas cosas hay en esta vida peores que pasar hambre, y una de ellas es que tus hijos pasen hambre. Lo más alarmante de todo es que en España, 30.000 familias carecen de alimentos básicos. Para a pensarlo un segundo y dime que no te importa nada. Son familias que hace unos años vivían, se alimentaban y tenían sus pequeños caprichos, como tú o yo y que, de la noche a la mañana, se vieron en una situación en la que seguramente, ni en sus peores pesadillas, pensaron que podrían encontrarse. Y lo primero que pensé fue, si mi familia se encontrara en esa situación, me gustaría que alguien me tendiera una mano y me ayudara. ¿Tú te has parado a pensarlo? seguro que tu respuesta también es afirmativa, así que no puedes, ni debes, pasar por alto esta campaña. Una ayuda no tiene que significar grandes cantidades, muchas veces un solo gesto es suficiente.  Un pequeño gesto de mucha gente, siempre se convierte en uno grande.


La campaña de recogida de alimentos lleva por nombre "“No sabes qué es el hambre hasta que pasas hambre" y todo lo recaudado se destinará íntegramente a Cruz Roja, que lo distribuirá entre familias en riesgo. Os dejo el link a la web para que podáis consultar todas las opciones que hay para hacer la donación bit.ly/nosabesqueeselhambre_es. En esta web podréis comprar aceite, arroz, pasta, legumbres, conservas o leche, o si lo preferís, hacer vuestro #carritosolidario en la misma web y donarlo. Y también podéis ver el vídeo explicativo de la campaña a continuación: bit.ly/nosabesqueeselhambre_video.


Y ahora viene el juego, ¿adivináis qué ingrediente falta en esta receta?. Pues en ella falta uno de los ingredientes básicos que os he mencionado arriba... ¿pero cual?.

CREMA PASTELERA (ESPECIAL HORNO)


INGREDIENTES 
1 huevo
50 gr de harina o maizena (harina de maíz)
100 gr de azúcar
250 gr de agua
Opcional para dar sabor: vaina de vainilla, o extracto de vainilla, o piel de limón o de naranja, etc...
Opcional para dar color: colorante amarillo alimentario, o hebras de azafrán, o cúrcuma.

Nota: Con 1 huevo da para un cuarto de crema pastelera, más o menos. Si deseamos hacer más cantidad, tendremos que duplicar o triplicar las cantidades.

PREPARACIÓN
Antes de nada vamos a infusionar el agua, calentándola en un cazo y añadiéndole lo que hayamos elegido para dar sabor. Dejamos reposar y enfriamos. Si hemos elegido saborizar la crema con extracto de vainilla, puedes saltarte este paso, y añadírselo al final de la receta.
En un bol, batimos un poco el huevo, mezclamos el azúcar con la harina y se lo añadimos, batimos un poco hasta que se incorpore. Añadimos el agua ya fría, y si queremos darle un poco de color, un poco de colorante o lo que hayamos elegido (pon poca cantidad que a mí se me fue la mano, jeje).
Con Thermomix
Ponemos toda la mezcla en el vaso y programamos 8 minutos, temperatura 100ºC, velocidad 4.
Sin Thermomix
Ponemos en un cazo y llevamos al fuego revolviendo constantemente hasta que espese.


Fuente:  http://decoraciondemabel.blogspot.com.es/2012/01/crema-pastelera-para-hornear.html



TARTITAS DE NECTARINAS


INGREDIENTES
1 lámina de hojaldre
Crema pastelera
Nectarinas
Mermelada de melocotón para dar brillo

PREPARACIÓN
Precalentamos el horno a 220 ºC (mira en las instrucciones de tu hojaldre a cuántos grados se hornea, ya que puede variar dependiendo de si usas congelado o fresco).
Partimos las nectarinas en gajos finos, no hace falta pelarlas, sólo las lavaremos bien con agua. Para sacarles más fácilmente el hueso, les hacemos un corte por la mitad en horizontal y alrededor de todo la fruta hasta llegar al hueso. Cogemos la nectarina con las dos manos, una parte en cada mano, y giramos las dos parte en sentidos opuestos.
Preparamos la lámina de hojaldre, cortándolo del tamaño y forma elegida (yo hice 4 rectangulares y 2 redondas). Pinchamos bien toda la superficie con un tenedor para que no suba la masa. Echamos una capa de crema pastelera, y ponemos encima los gajos de nectarinas.
En un bol ponemos la mermelada y la calentamos unos segundos en el microondas para que se vuelva más líquida. Pintamos las tartitas por encima y horneamos unos 15 o 20 minutos, o hasta que el hojaldre se haya dorado.
Dejamos enfriar en una rejilla y, si queremos (yo lo hice con las redondas), le podemos espolvorear un poco de azúcar glass por encima.


Hasta aquí la receta ¿habéis adivinado ya qué ingrediente falta?... Venga que no voy a hacerme de rogar y os voy a dar la solución. El ingrediente que falta en mi receta es la leche de la crema pastelera. La he sustituido por agua y tengo que reconocer que me ha gustado bastante el resultado. A ver, con leche está más rica y tiene más sustancia, pero es ideal para rellenar tartas que van a ir al horno y también me parece una alternativa genial, por ejemplo, para intolerantes a la lactosa o sólo por el hecho de querer probar la receta de esta manera.



¿Qué quiero conseguir con esta receta? pues que os animéis a hacer un donativo en la web que os he mencionado arriba, por el valor del ingrediente que me falta, la leche. Ya veis que es una pequeña cantidad lo que os estamos pidiendo, pero puede hacer tanto... Además, sólo por el hecho de hacer este post, Buzz Marketing Networks  realizará en mi nombre un donativo valorado en 29,55€ (equivalente al carrito nº3 de la web) que incluye: 6 L de aceite, 7 Kg de legumbres,  3 Kg de pasta y 2 latas de conservas.


Por mi parte, os espero la semana que viene con el último post antes de las vacaciones. Os adelanto que viene con sorpresa. 



Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo


O en mi página del Facebook 




https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

viernes, 20 de junio de 2014

HUEVOS A LA ESCOCESA CON SALSA DE TOMATES Y AJOS ASADOS... 24º Desafío en la Cocina

Llegamos al último desafío antes de las vacaciones estivales, y esta vez le tocó a una servidora proponer receta al resto. Quería algo que fuera fácil, por eso de que hace calor y da más pereza lo de meterse en la cocina, que fuera vistoso, ya que esta receta estará todo el verano en la portada del blog del Desafío, que tuviera muchas ganas de probar, y es que desde que se lo vi hacer a Lorraine Pascale, era una receta que tenía en mente, no cada día, pero casi jajaja, y por último que tuviera en cuenta la operación bikini... vaaaaleee, eso no lo conseguí, pero vamos, yo tengo un truco para eso... te lo comes pensando que es lechuga y adelgazar no te adelgaza, pero te quitas los remordimientos de un golpe, jeje.


Este plato fue inventado en Londres por la tienda Fortnum & Mason en 1738 (palabrita de Wikipedia) por lo que, contrariamente a lo que se cree, no es un plato escocés sino londinense. Lo del motivo de su nombre, mejor no indagar demasiado, jeje.

Simplemente se trata de un huevo cocido (el grado de cocción es a gusto) y recubierto con una mezcla de carne picada, o salchichas picadas, con un rebozado con pan rallado y después frito u horneado. Aunque después ya se han creado distintas versiones con marisco, pescado u otro tipo de carne o embutido.

Yo, por ser la primera vez que los hacía, quise elaborar la receta más fiel a la original, pero claro, dándole mi toque y horneándolos en vez de freírlos. Y es que el aceite hirviendo y yo nunca fuimos muy amigos...



HUEVOS A LA ESCOCESA
INGREDIENTES (No os pongo cantidades, ya que dependerá de cuántas unidades queráis hacer)
Huevos
Butifarras o salchichas
Harina
Pan rallado
Opcionales:
Queso parmesano rallado
Especias o hierbas al gusto
Mostaza


Aclaraciones antes de comenzar...
Como ya os he dicho más arriba, opté por hacerlo en versión horneado, muy parecidos a como los hace Lorraine Pascale, pero con diferentes tiempos... Y es que esta chica es tan guapa, cocina con una gracia y hace que parezca tan sencillo, vamos, ni suda... como yo!! jajaja una cámara me tendría que haber grabado a mí, mientras intentaba pelar un huevo a medio cocer, sin llevarme toda la clara, jajaja. Porque os debo confesar que, siguiendo al pie de la letra sus indicaciones, a mí los primeros me salieron un desastre. Se podían comer, pero no estaban presentables para la foto. Y ¿dónde estaba el fallo? Pues yo quería un huevo que no tuviese la yema tan, tan cuajada e hice caso de los 5 minutos escasos de cocción que marca ella en su receta. ¿¿Habéis probado de pelar un huevo a medio cocer?? Pues creo que debe ser de 5º de carrera, por lo menos. Una cosa tan delicada, que sabes que a la mínima fuerza que hagas, toda la yema se va a escurrir entre tus dedos. Y lo probé todo, desde poner la cucharadita de sal y de bicarbonato en el agua (que dicen que reblandece la cáscara), hasta dejarlos enfriar en un bol con agua y cubitos de hielo. Y cuando, aún así, vi que se me rompían, aproveché el agua fría para echármela por encima... creo que no he sudado más en mi vida jajaja. Manos de cirujano y más paciencia que un santo, eso es lo que vais a necesitar si queréis hacerlo de esa manera. Pero no sufráis, que os voy a explicar cómo lo hice yo.

Por supuesto, esta dificultad sólo os la encontraréis en el caso de que queráis unos huevos con la yema sin cuajar del todo. Si no os importa que esté recocida, no me hagáis caso, y coced los huevos como siempre habéis hecho y punto.



PREPARACIÓN
- Comenzamos por el quid de la cuestión; cocer los huevos. Al final opté por ponerlos en un cazo con agua, con una cucharadita de sal y otra de bicarbonato (yo seguía insistiendo) y los puse a cocer durante 10 minutos exactos. Pensad que el agua no estaba caliente, así que entre que comienza a hervir, el huevo se cuaja pero no del todo. Después los ponemos en un bol con agua fría y cubitos de hielo y los dejé unos 15 minutos. De esta manera, fue mucho más fácil pelar los huevos. 
- Ahora vamos a mezclar la harina con las especias o hierbas elegidas, por un lado, y el queso parmesano con el pan rallado por otro. Reservamos.
- Con una tijeras, cortamos la piel de las butifarras. La ponemos doblada en un cuadrado de papel film. Vamos a necesitar una butifarra por huevo, si optamos por las salchichas y son más finas, a lo mejor necesitaremos dos.
- Aplastamos hasta formar un cuadrado. Aquí nos podemos ayudar poniendo otro trozo de papel film por encima, para que no se nos enganche la carne a las manos.
- Si optamos por ponerle mostaza u otra salsa, ahora es el momento.
- Pasamos el huevo cocido por la harina reservada, eso hará que el huevo se enganche más a su envoltura, y como le habremos puesto hierbas y/o especias, además le dará sabor.
- Lo ponemos en el centro de nuestro cuadrado de carne.
- Envolvemos haciendo una pelota, ayudándonos con el papel film. Apretamos un poco para que la carne se adhiera bien. Lo ideal es que ahora, los dejemos así en la nevera al menos 15 minutos para que no se nos rompan en el siguiente paso.
- Y ya sólo nos quedará pasarlo por huevo batido.
- Y por último por el pan rallado con el queso.

Rociamos los huevos con aceite y horneamos a 200ºC en horno precalentado de 20 a 25 minutos.

Si queremos que la envoltura de pan rallado quede más uniforme, freímos antes en aceite muy caliente, pero sólo 1 minuto, lo suficiente para que forme la costra. En ese caso, sólo hornearemos de 15 a 20 minutos.



Los serví con una ensalada y con la salsa de tomates y ajos asados que publiqué en la anterior entrada. Deliciosos.

Para ver el resto de recetas de mis compañeros, haz click en la imagen de abajo.

http://desafioenlacocina1.blogspot.com/2014/06/huevos-la-escocesa-24-desafio-en-la.html

Y ya sólo me queda deciros que el blog del Desafío se toma unas vacaciones (este aún no, pues me queda un par de recetas que mostraros, antes de darle el merecido descanso), pero que volverá en Septiembre con más recetas y mejores. Además, volvemos con una receta dulce de la mano de MªLuz... miedo me da, que tiene todo el verano para pensarla jajaja





Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo


O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

martes, 17 de junio de 2014

SALSA DE TOMATES Y AJOS ASADOS

Hoy vengo rápido para traeros una receta que me ha encantado. Una salsa de tomate y ajo asado que está super rica y con un nivel de dificultad 0. Además, tenemos que aprovechar esos tomates que ahora están en su máximo esplendor. Lo peor de esta receta es que vamos a tener que encender el horno, pero lo mejor es que, mientras horneamos, podemos estar en la terraza con un mojito en mano, jajaja.


SALSA DE TOMATES Y AJOS ASADOS
INGREDIENTES
1 kilo de tomates maduros
1 cabeza de ajos
2 cucharadas de azúcar
Aceite de oliva virgen
Vinagre balsámico
Sal 
Hierbas aromáticas (Yo uso una sal con hierbas que viene en molinillo)

Opcional si se quiere picante:
Unas gotas de tabasco o 1 chile

PREPARACIÓN
Precalentamos el horno a 220ºC.
 
- Cortamos los tomates por la mitad y los ponemos con la piel hacia abajo en una bandeja de horno. Cortamos la parte de arriba de la cabeza de ajos. Salamos y regamos con un chorrito de aceite de oliva y vinagre balsámico. Espolvoreamos el azúcar sobre los tomates. 

- Horneamos de 20 a 30 minutos, hasta que la piel de los tomates se despegue fácilmente. 

- Pelamos los tomates y estrujamos la cabeza de ajo para que salgan los dientes de ajo (salen muy bien).

- Trituramos en una batidora o en la Thermomix (unos segundos a velocidad 8). 
 
- La salsa debe quedar espesa, por lo que si veis que hay mucho líquido en la bandeja no se lo pongáis todo, o ir echándolo hasta que tenga la consistencia deseada.

Si la queremos picante, añadiremos unas gotas de Tabasco mientras la trituramos. Otra opción es poner un chile (o a gusto) en la bandeja con los tomates y asar en el horno. Triturarlo después todo junto.

¡¡Gracias a Las salsas de la vida por compartir esta receta!! Un besote, guapos.





Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo


O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce




viernes, 13 de junio de 2014

HELADO DE MASCARPONE Y CHOCOLATE BLANCO... al estilo "Magnum"

Ya tenemos aquí el calor. Es como ese invitado que llega de repente y, aunque lo esperas, siempre te sorprende. El viernes pasado aún dormía yo con mi pijama de manga larga y tapada hasta las orejas, y el sábado... ya era verano!!! Bueno, oficialmente aún no ha llegado el verano, pero el calor de estos días nos hace recordar lo que nos espera a la vuelta de la esquina. Y yo ya tiemblo porque, creo que os lo he dicho en alguna ocasión, odio el calor. Aunque reconozco que el verano me gusta, es una estación alegre, con mucha luz del día para hacer mil y una cosas, las vacaciones, el apartamento en la playa, las terracitas... pero hay dos cosas que no soporto del verano, los mosquitos y el calor. Los primeros, los combato con repelentes e insecticidas, y lo segundo con granizados y helados, como el que os enseñé la semana pasada de plátano y dulce de leche, y éste que os traigo hoy de mascarpone con chocolate blanco... rico es poca palabra para definirlo, jeje. 


Para hacer este helado, he utilizado el mismo molde que usé cuando hice los polos de yogurt con frutos rojos. Es de la casa Silikomart y, al estar fabricados de silicona, se desmolda fácilmente y además se pueden lavar en lavavajillas. Totalmente aconsejable.


HELADO DE MASCARPONE Y CHOCOLATE BLANCO 
INGREDIENTES
200 gr de nata para montar (con más del 35% Materia Grasa)
250 gr de queso mascarpone (u otro tipo de queso crema parecido)
90 gr de azúcar
4 cucharadas de mermelada de frutos rojos (o al gusto, fresa, melocotón...)
Chocolate blanco para la cobertura


PREPARACIÓN
Primero vamos a pintar los moldes con el chocolate blanco derretido y los vamos a poner en el congelador unos 20 minutos. Para derretir el chocolate blanco lo podemos hacer al baño maría (procurando que el agua no entre al chocolate), o en el microondas a intervalos de 20 segundos, removiendo cada vez.


Batimos el queso mascarpone, junto con la nata y el azúcar hasta que esté cremoso. Si lo hacemos en Thermomix a velocidad 5. Añadimos la mermelada y mezclamos un poco.


Una vez congelado el chocolate blanco, echamos en los moldes (a los que le habremos puesto el palo)  la mezcla, y congelamos durante una hora más o menos.


Pasada la hora, derretimos más chocolate blanco y, cuando esté templado, cubrimos los helados y volvemos a congelar hasta su consumo.






Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo


O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce