Blogging tips

lunes, 3 de octubre de 2011

CUSCUS CON VERDURAS... y la importancia de un nombre


Nunca os he contado cómo decidí adentrarme en esta aventura blogueril. Era una calurosa tarde de Julio (hace ya un año y tres meses) cuando, a la hora de la siesta y sentada delante del ordenador, me acordé de las palabras de mi amiga Yolanda: "Oye, ¿por qué no haces un blog de cocina?", me preguntó unos días antes, en una cena que había ofrecido en mi casa y de la cual os hablé en esta entrada... "¿Un blog de cocina, yo?? pero si no tengo tiempo!!"... En realidad, no quería enfrentarme a publicar unas recetas y que no se las mirara ni el apuntador.

Recuerdo que ese día en cuestión, y a una semana de comenzar mis vacaciones... (a eso se le llama tener previsión de futuro jaja) llevaba toda la tarde rayándome con un tema muy delicado y necesitaba desconectar de todo. De repente me dije, "¿por qué no?"... y me puse manos a la obra, más que nada para probar el grado de dificultad que entrañaba tal misión. La duda llegó cuando el sr. Blogger me pidió que le pusiera nombre a mi recién estrenado retoño... "esto... eh... perdone, pero ¿es que no tengo 9 meses como todo el mundo para pensármelo?? entiendo, entiendo..." Al momento mi cabecita comenzó a cavilar... a ver, si yo fuera blog culinario, ¿cómo me gustaría llamarme??... se me ocurrieron algunos títulos muy interesantes, os lo prometo, y cuando, orgullosa de mi hazaña, clicaba el botón de "Compruebe su disponibilidad" el señor del otro lado de la pantalla me contestaba "Lo sentimos, esta dirección del blog no está disponible"... Empeñada como estaba yo a que el título del blog fuera el mismo que la dirección de URL,  cuando ya llevaba así como 10 frases ingeniosas, y empezando a estar ya un poquito hasta el moño del sr. Blogger, comencé a poner frases al tuntún... cuando dí con el título en cuestión, casi salto de la silla....¡¡Por fin!! Tengo mi blog, tengo mi blog!! tengo mi blog... y, por cierto, no sé ni que nombre le he puesto jajajaja. Reconozco que tuve que volver para atrás para leerlo y entonces me dí cuenta de por qué estaba disponible... lo había escrito mal (le faltaba a la frase el pronombre "le")... Aún así me sentí orgullosa, dispuesta a quererlo con sus defectos y con sus virtudes....

Por cierto, no le comentéis nunca a mi blog la anécdota de su nombre... ¡¡el pobre es tan sensible!!...


CUSCÚS CON VERDURAS: del libro Dietas especiales con Thermomix 

Ingredientes
250 gr calabacín en trozos y sin pelar
90 gr zanahorias en trozos
130 gr pimiento rojo
35 gr aceite de oliva virgen extra
190 gr cuscús
190 gr caldo (se puede sustituir por agua)
1 cucharadita sal
30 gr mantequilla 

Preparación
Ponemos en el vaso el calabacín, la zanahoria y el pimiento y programamos 8 segundos, velocidad 5. Bajamos con la espátula los restos hacia las cuchillas.

Añadimos el aceite y programamos 6 minutos, temperatura 100º, velocidad 1.

Colocamos la mariposa en las cuchillas, incorporamos el cuscús y el caldo, o el agua y la sal en su defecto, y programamos 3 minutos, temperatura 70º, velocidad 1.

Añadimos la mantequilla y programamos 1 minuto, velocidad 1.




Me ha encantado el resultado de este cuscús, muy suelto y muy rico y con un color muy bonito, haced la prueba y me contáis.


A mí me gusta servirlo con salsa de yogur y, en este caso, le he añadido unas verduritas rehogadas para mezclarlo todo antes de comer. Os dejo la receta, muy sencilla, de la salsa de yogur que yo hago.

Salsa de yogur 

Ingredientes 
1 yogur cremoso (estilo griego)
2 cucharadas de mayonesa
1 diente de ajo
1 pizca de sal
1 pizca de curry (o cualquier otra especia a gusto) 

Preparación 
En un bol, echamos todos los ingredientes junto con el ajo, finamente picado y mezclamos muy bien.

 
¡¡Buen provecho!! ¡¡Sajtén!!