Blogging tips

lunes, 25 de marzo de 2013

NIDO DE CHOCOLATE CON POLLITOS... para Mona de Pascua

Hoy os traigo un post con el paso a paso para hacer una figura de nido de chocolate con pollitos de coco. Aunque la Mona se celebra en Catalunya el lunes de Pascua, este año en mi casa decidimos adelantar la fecha de la misma, ya que estas fiestas no vamos a coincidir la familia junta.

Una de mis tartas preferidas es la Sara, precisamente una de las variedades que se usan de base para hacer la Mona (la otra es la tarta de yemas), así que el tema pastel lo tenía solucionado. Buscando alguna figura para poner encima, di con la propuesta de Dolors de Mi gran diversión, (a la que por cierto, tuve el gusto de conocer en la pasada Kedada en Barcelona, así que desde aquí le mando un beso). Su nido me sirvió de inspiración y aunque, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia jeje, yo quedé bastante satisfecha con el resultado, ya que a mi nene le encantó.

Y hablando de encantar, con lo que quedé encantadísima es con la tarta Sara que usé de base, y de la que os pondré la receta este miércoles. El "pa de pessic" que siempre probaba y quería aprender a hacer (es como una genovesa, que se hace en Catalunya) ¡¡por fin lo encontré!! Está tan delicioso, que en mi casa ya se ha convertido en el bizcocho por excelencia. La receta de aquí dos días. No os la perdáis, que vale mucho la pena. Prometido.

Y ahora, vamos con el paso a paso... "El pollito pío, el pollito pío... "


NIDO DE CHOCOLATE CON POLLITOS

INGREDIENTES
2 huevos de codorniz vacíos
Chocolate blanco
Coco
Un poco de leche condensada (para ligar)
Colorante amarillo
Bolitas para ojos y pico
Chocolate negro
Huevos de chocolate negro (para decorar)


1- Vamos a empezar vaciando los huevos de codorniz. Para ello, cogemos una brocheta de acero (o similar) y pinchamos por el extremos más estrecho del huevo, abrimos un poco el agujero ayudándonos de la brocheta con movimientos circulares. Pensad que por ahí saldrá la yema del huevo, así que aseguraos de hacerlo del tamaño adecuado para que pueda salir sin problemas.
2-  Ahora giramos el huevo y hacemos otro agujero, este no hace falta abrirlo más. Acercamos el huevo a un bol y soplamos por este último agujero que hemos hecho. La yema saldrá sin dificultad. 
3- Una vez vacíos los huevos, con la ayuda de la brocheta, volvemos a ensanchar el agujero por el que ha salido la yema. Ayúdate también con los dedos, hasta obtener el hueco necesario para poder meter bien el pollito. 

Lavamos los huevos por fuera y por dentro y los dejamos secar.



4- En un bol derretimos el chocolate blanco en el microondas (unos 50 gr) y añadimos unas gotas de colorante alimentario amarillo. Removemos.
5- Añadimos la misma cantidad de coco que de chocolate blanco y un poco de leche condensada hasta que veamos que se ha formado una masa uniforme.
6- Hacemos bolitas, una más estrecha para que quepa dentro del huevo y luego formamos la cabeza. Aquí un paréntesis para deciros que mis pollitos me quedaron un poco cabezones, jeje... así que tú no cometas el mismo error y haz la cabeza un poco más pequeña... bueno, si quieres, claro.


7- Pegamos la cabeza al cuerpo con un poco de chocolate blanco derretido y dejamos secar.
8- Para trabajar mejor, ponemos el pollito en horizontal y, también con chocolate blanco, le pegamos las bolitas que harán de ojos y pico. Si quieres, puedes sustituir las bolitas de sprinkles por dos gotas de chocolate para los ojos, y un trozo de gominola naranja o de zanahoria para el pico.
9- Ahora vamos con el nido. Para ello, forramos con papel film un bol del tamaño que queramos formar el nido. A poder ser, más pequeño que la tarta, jeje.


10- Con un poco de chocolate blanco derretido, pintamos encima una capa un poco gruesa.
11- Antes de que se seque, le echamos por encima virutas de chocolate blanco y los huevos de chocolate.
12- También pondremos los huevos con los pollitos. Es importante que todos los huevos toquen con el chocolate blanco derretido, ya que actuará de pegamento cuando se seque.

Otro pequeño inciso, la última foto de arriba era el resultado inicial de cómo iba a quedar mi nido terminado. Ya por la noche, estaba viendo la tele cuando de repente, se me encendió la bombilla; Si mi tarta era una Sara con almendras laminadas, no podía dejar terminado el nido así, ya que no destacaría. Me levanté y manos a la obra para hacerle un borde a mi nido de chocolate negro. Como se nota en la luz de las dos primeras fotos, que era de noche... muy de noche....


13- Aquí volví a tirar de la inspiración del blog de Dolors para hacer el borde al nido. Así que puse un bol (del mismo tamaño que usé para la parte de dentro) en el congelador por 10 minutos. Mientras deshacemos el chocolate negro en el microondas. Una vez deshecho, lo metemos en una manga pastelera o en una bolsa de plástico. Lo suyo es poner una boquilla lisa y pequeña para poder hacer los hilos alrededor, así te quedaría un nido tan bonito como le quedó a Dolors, pero las prisas y la improvisación ganaban la batalla y, a falta de la dichosa boquilla, corte un trozo a la bolsa y comencé a cubrir alrededor del bol. 
14- La parte de arriba no se cubre, sólo la parte lateral. Al estar el bol congelado, el chocolate enseguida se endurece. Así que antes de que se endureciera del todo, le hice unos picos ayudándome de una cucharita. Si haces los hilos con boquilla, esto último no hará falta pues ya queda bonito así tal cual.
15- Para que se nos desmolde más fácilmente, ponemos 5 minutos más el bol en el congelador. Si os cuesta desmoldarlo, echad un poquito de agua caliente dentro del bol y después tiradla. Eso ayudaa que el chocolate se despegue mejor.

Ponemos el borde de chocolate que acabamos de hacer en un plato y el interior del nido dentro. Por último, lo metemos en la nevera a la espera de adornar nuestra tarta de la Mona... Pero esa parte, os la cuento el miércoles...

Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce