Blogging tips

lunes, 28 de febrero de 2011

CRÊPES CON MERMELADA DE MANDARINA Y SIROPE DE CHOCOLATE

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Febrero nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía francesa, Crêpes.

Las crêpes son originarias de la región de Bretaña, al oeste de Francia. Se consumen especialmente en el Chandeleur o Fiesta de la Candelaria, el 2 de Febrero. En esta región francesa se distinguen dos platos parecidos: las crêpes elaboradas con trigo candeal y generalmente reservadas a los dulces y las galettes, con trigo sarraceno (un trigo más oscuro), reservadas a rellenos salados. Pero también existe una versión gallega, la filloa, o en Estados Unidos el panqueque (pancake), de mayor grosor y con levadura. (Información sacada de Wikipedia)

INGREDIENTES PARA LA MASA para crêpe dulce:

250 gr. de harina de repostería
500 gr. de leche entera
2 huevos
50 gr. de mantequilla (derretida)
1 o 2 cucharaditas de azúcar vainillado
Un pellizco de sal
1 cucharada de licor Grand Marnier (opcional)

*Con estas cantidades te saldrá para unas 12 crêpes. Yo sólo quería 6, por lo que hice la mitad de cantidad.

PREPARACIÓN:

Se baten todos los ingredientes en una batidora o en Thermomix (si lo hacemos con ésta última, programamos 20 segundos a velocidad 4).

Dejamos reposar la masa un mínimo de 30 minutos.

En una sartén antiadherente untamos un poco de mantequilla. Una vez que tengamos caliente la sartén, vamos poniendo un cucharón de la masa, en función del tamaño de ésta, y movemos la sartén para que se extienda bien. Cuando la masa no tenga brillo, despegamos los bordes y le damos la vuelta. La cocemos por el otro lado durante un minuto y la vamos sacando a un plato, una encima de otra.


Opté por rellenarlas de una mermelada casera de mandarina con un poco de sirope de chocolate. ¿Os gusta la combinación?. Os puedo asegurar que estaban deliciosas. Yo, que sólo me iba a comer una, acabé zampándome dos... qué peligroooooo!!!
 
Ahora bien, el último gran descubrimiento en mi casa ha sido la mermelada de mandarina casera. La hice el otro dia y casi no me queda ya de lo rica que está... pero eso... eso os lo cuento en mi próxima entrada... ¿a qué soy un poco malita?????? jejejeje
 

jueves, 24 de febrero de 2011

COCTEL DE MARISCO CON MAHONESA DE AGUACATE... un premio y siete cosas sobre mí

Cuando vi esta mahonesa en el blog de Laube, "Sano y de Rechupete", supe al instante que me iba a encantar. Es curioso, porque hasta hace relativamente poco, el aguacate no estaba precisamente entre mis alimentos preferidos. Descubrí que me gustaba a raíz de una dieta que hice antes de quedarme embarazada y en la que se comía de todo un poco. Una de las recetas era arroz con tomate y aguacate...  ¡¡ahí nació mi pasión por la combinación de esos tres productos!!

Aunque no es conveniente abusar de su consumo debido a su aporte calórico, no hay que olvidar que se trata de una grasa muy beneficiosa ya que, entre sus muchas propiedades, regula el colesterol y es un gran antioxidante.


INGREDIENTES PARA LA MAHONESA DE AGUACATE
1 huevo
150 cc de aceite de maíz (yo de girasol)
1 diente de ajo
1 cucharada sopera de vinagre de manzana o zumo de limón
1 aguacate grande troceado
Sal

PREPARACIÓN
Con Thermomix
Primero pesamos el aceite y reservamos.
Ponemos en el vaso todos los ingredientes, excepto el aceite, y programamos a velocidad 4. Vamos añadiendo el aceite reservado poco a poco a través del bocal con el cubilete puesto. Es conveniente poner algo de peso en el cubilete (por ejemplo llenarlo hasta la mitad de agua) para evitar que entre demasiado aceite de golpe.

Nota: Yo la hice con batidora manual, ya que no me atreví a hacerla con tan poco aceite en la Th por si no emulsionaba bien. Si decides hacerla con Thermomix, yo aumentaría la cantidad a 200 cc de aceite.

Método tradicional
Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora.
Como con cualquier mahonesa, primero ponemos la batidora a máxima potencia sin moverla, cuando haya emulsionado podemos mover arriba y abajo hasta que quede con la consistencia deseada.

Esta mahonesa es ideal para acompañar platos al vapor, de verduras, pescados o carnes frías. Yo la serví como aliño a un cóctel de marisco y os puedo asegurar que estaba delicioso.

Para el cóctel puse primero un poco de lechuga, a continuación añadí el arroz cocido, tomates cereza, tronquitos de mar, piña, maíz y unos langostinos (dejé uno entero para adornar). Por encima le puse la mahonesa de aguacate.

Si la probáis ya me contaréis.

Como lo prometido es deuda para mí, aquí os muestro el premio que me otorgó Trini Altea. Si visitáis su blog, veréis que es un sitio en el que se respira amor por sus cuatro costados... y si no, mirad el regalo que le deja su marido en el blog... eso sí que es AMOR con letras mayúsculas. 


Y ahora... Cha cha chan... ¡¡¡Vienen mis "7 secretos"!!! ..... Esperad que coja aire... ..Allá van:

1. Tengo un hijo de 3 años, los cumplió el mes pasado. Cuando llegó a este mundo, mi marido y yo llevábamos ya 10 años casados. Aunque mucha gente creía que no podíamos tener hijos, la realidad era que no queríamos… bueno para ser más exactos, yo no quería. Al final, gracias a la insistencia de mi marido, llegó la “alegría” de la casa… y no me arrepiento, aunque reconozco que antes vivía mucho más tranquila jajaja

2. Tengo una hermana con la que me llevo 4 años. Yo soy la mayor. Cuando eramos pequeñas nos llevábamos como el perro y el gato, sobretodo en la época pre-adolescente, yo le hacía alguna que otra jugarreta y ella siempre me amenazaba con contarle a mi madre mis secretos si no la dejaba entrar en mi habitación dónde estaba yo con mis amigas.... brrrrr. Como he dicho, eso era cuando éramos pequeñas. Hoy en día es una de mis mejores amigas. No hay semana que no nos veamos mínimo dos veces y hablamos por teléfono otras tantas… (Mapi te quiero mucho guapísima)

3. Una de mis pasiones es la lectura. Me gusta todo tipo de géneros, la verdad es que no tengo manías. El último libro que he leído (hace dos días que lo terminé) es “La caída de los gigantes” de Ken Follet.

4. Cuando tenía 18 años una amiga y yo hicimos de figurantes en una rueda de reconocimiento. Pasaron por el cristal todos los farmacéuticos de mi ciudad para señalar a una yonki que se dedicaba a estafar a las farmacias. El cague que pasamos mi amiga y yo cuando la yonki nos iba diciendo que oía como los testigos decían que éramos una de nosotras y no ella… yo ya me veía en el calabozo en prisión preventiva jajajajaja

5. Con 22 años presenté un concurso infantil en la TV local de mi ciudad. Ahora que pienso… tengo que mirar dónde están esas cintas de video… no vaya a ser que un día de estos los vea colgados en You Tube…mmmmmmm

6. La gente que me conoce de poco, seguro que piensan que soy bastante antipática porque no saludo por la calle. La realidad es que soy una malísima fisonomista. Si conozco a una persona solo de un par de veces, aunque hable con ella, seguro que recordaré su nombre, qué día la conocí e incluso lo que hablamos… pero de su cara… ni idea….. vaaaaleeeee sííííí, soy un poco rara…. jajajaja

7. Otra de mis pasiones es viajar, aunque no lo hago todo lo que me gustaría, pero en fin. Aunque para mí la ciudad más bonita es París, tengo que reconocer que de Roma guardo un recuerdo muy especial, me enamoré de todos sus monumentos, gastronomía, gente… pienso volver, no sé cuando, pero seguro que lo haré.



viernes, 18 de febrero de 2011

PASTA FRESCA CASERA con parmesano y toque de vainilla

Whole Kitchen, en su propuesta salada para el mes de febrero, nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía italiana; Pasta Fresca.

Nunca pensé que hacer pasta fresca en casa resultara tan fácil y tan rico. Misterio no tiene ninguno y los ingredientes seguro que todos los tenemos en nuestra despensa: harina y huevos. Con tan solo esos dos ingredientes obtendrás la base de la pasta fresca a la que puedes añadir diversos ingredientes: hierbas, limón, especias etc... para aromatizar y concentrado de tomate, espinacas cocidas, tinta de calamar, cacao amargo en polvo etc... para dar color. En el caso de añadir productos sólidos para dar sabor, éstos los deberemos moler lo más fino posible. Las posibilidades son infinitas.

Cuando Whole Kitchen propuso este reto, la verdad es que me dio un poco de miedo. Aunque tengo Thermomix para el amasado (todo un lujo, pues se tarda más en abrir una lata en conserva que en amasar jeje), no tenía la maquinita esa para estirar y cortar la pasta. Al final no ha sido para tanto ya que no es tan difícil como me imaginaba, claro que solo he hecho dos raciones, si hubiese tenido que alimentar a una familia numerosa... otro gallo cantaría.

Conclusión: Si pruebas la receta y decides hacer la pasta fresca casera a menudo, cómprate la dichosa maravillosa maquinita para estirarla... eso, o bórrate del gimnasio, porque se te van a poner unos bíceps...  jajajaja



INGREDIENTES
(Pongo las cantidades que yo usé para dos raciones, si deseas hacer más o menos, ten en cuenta que la proporción es 100 gr de harina por 1 huevo)

200 gr de harina de fuerza (dependiendo del tamaño de los huevos, a lo mejor le tendrás que añadir un poquito más al final)
2 huevos
1 cucharada de aceite
Una pizca de sal
Opcional: 1 cucharada del ingrediente que desees para aromatizar o dar color (yo le puse una cucharada de cacao amargo para darle color)


PREPARACIÓN

Amasado con Thermomix:
Hay que poner en el vaso, los ingredientes en el orden que aparecen en la lista y mezclar 15 segundos en velocidad 6, después programa 2 minutos, espiga. Cuando la saques, si ves que la masa queda pegajosa, añádele un poco más de harina.

Amasado manual:
Ponemos la harina en un cuenco o directamente en la mesa de trabajo, hacemos un volcán en el que ponemos el resto de los ingredientes. Mezclamos hasta que esté todo integrado y luego se trabaja a mano hasta que la masa no esté pegajosa, pero tampoco dura y seca.



Una vez hecho el amasado, haz una bola y deja reposar, mínimo 30 minutos y máximo 3 horas, tapada con film transparente. (Yo la dejé 1 hora).


Luego procede al estirado. Si los haces a rodillo, como es mi caso, primero parte la masa en porciones de 50-75 gr. y procede a estirar con el rodillo, espolvoreando la superficie con un poco de harina para facilitar el proceso. Sigue estirando hasta dejarla lo más fina posible, ya que al cocerla tiende a hincharse.



Una vez estirada, córtala según la forma deseada. Yo en mi caso, hice un rollo y, con un cuchillo bien afilado, la corté en tiras. 

Deja secar las tiras de masa enharinadas cubiertas con un trapo, durante media hora.



Como la hice por la noche y no la quería cocinar hasta el día siguiente, la metí en un recipiente hermético dentro de la nevera.

En el momento de hacerla, puse un cazo con bastante agua y sal y cocí la pasta durante tres minutos.

La salsa que le hice es sencilla, sin grandes pretensiones, aunque sea del gran cocinero Ferran Adrià. No quería liaros, ni quitar el protagonismo al tema principal de esta entrada que es el de hacer pasta fresca casera.

Para dos raciones, fundí 50 gr de parmesano en un poco de caldo caliente (unas 6 cucharadas). Añadí un poco de semillas de vainilla (no te pases, tiene que quedar un ligero sabor, aunque también puedes prescindir de ella) y dos cucharadas de aceite de oliva. Mezclé bien.

Para montar el plato, le añadí esta salsa a la pasta y terminé rallando por encima 50 gr más de parmesano.

P.D. Quiero mencionar un premio que he recibido de manos de Trini Altea. Una gran cocinera, madre, abuela (con lo joven que es)... un encanto de persona. Muchísimas gracias, guapa. Iba a poner el premio en este post pero, como dicho regalo viene acompañado de 7 cosas que debo contar sobre mí y, a riesgo de que esta entrada se acabe alargando más que la cola del paro, lo voy a posponer para la semana que viene.... Así os dejo con la intriga de saber más cosas sobre mí... ¿sí o no? jajajajajaja
(Lo último léelo como si fueras la vecina cotilla de Los Protegidos, si no sabes quién es... léelo como te dé la gana...)

martes, 8 de febrero de 2011

LENTEJAS CON BACON Y SALCHICHAS

Cuando como lentejas siempre me viene a la memoria la frase que decía mi padre cuando mi madre le ponía el plato en la mesa (de hecho, aún continúa diciéndola): "Lentejas, lentejas, si quieres las comes y si no las dejas..." Se nota que a mi padre no le entusiasman demasiado, ¿verdad? jeje

Por suerte no es mi caso. Las lentejas es la legumbre que más me gusta. A parte de ser una fuente de hierro y potasio, son ricas en ácido úrico y en vitaminas del grupo B, las más adecuadas para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Además de ser buena fuente de folato (el organismo lo transforma en ácido fólico) ayudando a evitar la aparición de síntomas de depresión y mal humor... (a más de uno le recomendaría yo una ración de lentejas a la semana...jejeje)

Por si fuera poco, y al contrario de lo que mucha gente cree, tienen muy poca grasa y son ricas en hidratos de carbono, que proporcionan una gran saciedad.

Aún así, a pesar de sus muchas virtudes nutricionales, no es un plato que suela gustar demasiado a los niños. La receta que os traigo hoy, combina esta importante legumbre con dos ingredientes estrella en cuanto a gustos infantiles se refiere...las salchichas y el bacon....



INGREDIENTES
4 cucharadas de aceite de oliva
6 salchichas de pollo frescas
100 gr bacon cortado en tiras
1 cebolla
4 dientes de ajo
2 zanahorias
200 gr tomate frito
2 patatas medianas
250 gr de lentejas pardinas, una vez escurridas
1 pastilla de caldo de pollo
1/2 cucharadita de pimentón
700 cc agua
sal

PREPARACIÓN
Sofreir las salchichas cortadas en trozos y el bacon en una sartén con 4 cucharadas de aceite. Reservamos las salchichas y el bacon en un plato y echamos el aceite sobrante en la Thermomix.

Programamos 1 minuto, varoma, velocidad cuchara. Echamos en el vaso la cebolla y troceamos a velocidad 4 unos segundos. Añadimos las zanahorias en rodajas, los ajos y las patatas cortadas en dados. Añadimos un poco de sal y programamos 10 minutos, temperatura 90º, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

Incorporamos las lentejas escurridas, el tomate frito, la pastilla de caldo y el agua y programamos 40 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Quitamos el cubilete y colocamos el cestillo para que no salpique.

Añadimos la 1/2 cucharadita de pimentón, el bacon y las salchichas reservadas. Programamos 10 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara.Rectificamos de sal si fuera necesario y dejamos reposar unos minutos antes de servir.


Ah!!! Y por último, no os he contado que además de todas las propiedades que he mencionado, las lentejas pueden ser un buen afrodisíaco, ya que son ricas en cinc. Este mineral es muy importante para el control hormonal que influye en el deseo sexual.  "Pero esa es otra historia, y debe ser contada en otra ocasión"...jajajaja

miércoles, 2 de febrero de 2011

LA COCINA DE MIS AMIGOS: PASTEL DE CARNE... aprovechando la ocasión.

Con esta receta participo en el concurso "Aprovéchame" del blog de mi amiga Laube "Sano y de rechupete".  En la barra lateral podéis ver el logotipo del concurso. Si aún no lo habéis visitado, ya estáis tardando.

Laube es una simpática canaria amante de su tierra y su gastronomía que, con cada entrada en su blog, hace que tú también te enamores un poco de esa maravillosa, y a la vez desconocida para muchos, isla.

El reto consiste en utilizar las sobras de un plato que hayamos hecho, para elaborar otro "nuevo y flamante". En estos tiempos que corren no está el horno para ir tirando comida, bueno ni en estos tiempos ni en ninguno. Pero es verdad que ahora cobra una especial importancia el saber administrar nuestra economía familiar y conseguir dos platos de uno, eso es también ahorrar... ¿sí o no?


La receta que yo propongo es un absoluto 2x1. No sólo me aprovecho de una receta anterior para preparar un segundo plato, sino que además aprovecho la ocasión y os enseño la receta de mi amiga Majo (que por cierto, hace mucho que no comenta, eh??? a ver si con esta receta, que le toca tan de cerca, se anima...)

El marido de mi amiga es inglés, además de ser nuestro jefe... no veáis lo divertido que nos lo pasamos criticando a nuestro superior...jajaja. Esta receta la prepara mucho su suegra y ahora ella también la suele hacer, pues en su casa triunfa. Es tan sencillo como preparar una masa quebrada, rellenarla con algún guiso de carne y hornearla. ¿Fácil, verdad?... Pues no os explico lo buenísimo que está...


INGREDIENTES

Para el relleno

Estofado de ternera (yo usé el fricandó que me sobró del cumpleaños de mi nene. Para ver la receta pincha aquí)

Para la masa quebrada

400 gr de harina
180 gr de mantequilla a temperatura ambiente
70 gr de agua
1 huevo
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de levadura royal

PREPARACIÓN

Primero precalentamos el horno a 180º. Para hacer la masa ponemos en el vaso los ingredientes en el mismo orden en que aparecen y programamos 15 seg, en vel.6. Volcamos la masa en una superficie enharinada o en un papel film estirado y la dividimos en dos mitades, una mitad más grande que la otra. La parte más pequeña (que será la que nos hará de tapa) la envolvemos en el film transparente para que no se reseque y estiramos la otra procurando que quede muy fina. Cubrimos con ella las paredes de un molde redondo.

Sobre la masa estirada, ponemos una capa del relleno, vigilando que no contenga mucho líquido para que no nos moje demasiado la masa.

Cubrimos con la masa restante bien estirada y presionamos los bordes bien para sellarlos. Pinchamos o hacemos una cruz en el centro y barnizamos la superficie con huevo batido.

Horneamos durante 30 minutos aproximadamente, o hasta que veamos la superficie dorada.


Y así es como lo suele comer mi amiga Majo en su casa... al estilo inglés: con brócoli,  zanahoria y patata. Por encima le echa una salsa que hace con unos "polvos mágicos" que se usa mucho por aquella zona. Se trata del Bisto gravy. El gravy tradicional se hace con la grasa de la carne horneada, un poco de caldo y harina para espesar. El Bisto es la forma fácil de hacer todo este proceso.

Para hacer la salsa, basta con poner un cacito al fuego con 50 ml. de agua y una cucharada de Bisto, removemos bien y mantenemos al fuego unos 2 minutos.


Mi amiga compra el Bisto en tiendas especializadas pero, por si os interesa, he podido saber por internet que aquí en España este producto también se comercializa en el Corte Inglés y en el Carrefour. Si sabes de otro sitio dónde se pueda encontrar, no dudes en comentárnoslo. Seguro que alguien en algún lugar, te lo agradecerá.