Blogging tips

lunes, 5 de octubre de 2015

FLAN DE CALABAZA... la estación naranja

El otoño ya está aquí. No sé por qué esta estación es tan odiada por muchos, a mí personalmente, creo que lo he dicho en repetidas ocasiones, es una estación que me encanta. Y es que todos son ventajas, poco a poco los malditos mosquitos van a ir desapareciendo de nuestras vidas, se acabó dormir con el ventilador enchufado toda la noche, adiós a las enormes facturas de luz por el consumo del aire acondicionado y, lo mejor de todo, los niños comienzan el cole!!! jajaja... lo dicho, todo ventajas. 

Si además sumamos los preciosos colores de nuestros paisajes, dorados y naranjas, el olor a tierra húmeda o a castaña asada de los puestos callejeros.... ¿alguien puede odiar el otoño?


Hay muchos productos estrella de esta temporada, pero si tengo que pensar en solamente uno, el primero que me viene a la cabeza es la calabaza. Lo que disfrutamos de una deliciosa crema de calabaza en casa, mi niño la comería y la cenaría siempre. El otro día, me sobraba calabaza de haber hecho una crema y decidí emplearla en alguna receta dulce. Buscando por la red recetas de flanes, me di cuenta que la mayoría incluía nata o leche condensada o queso, pero yo quería algo mucho más sencillo y a la vez rico y sin tanta grasas... hasta que di con esta receta. No os voy a decir que es light, porque no lo es, pero si empleamos leche desnatada y azúcar moreno, podemos hacer una receta mucho más sana y digestiva y lo mejor de todo, deliciosa.

Para le decoración, hice unas filigranas con chocolate fundido en un papel de horno y las dejé enfriar unos 30 minutos en el congelador.


INGREDIENTES 
para 4 flanes grandes u 8 pequeños
500 gr de calabaza
2 huevos
100 gr de azúcar moreno
1 cucharadita de canela en polvo
100 gr de leche
Caramelo líquido (para los moldes)

PREPARACIÓN
Con Thermomix
Ponemos en el vaso la calabaza en dados y cubrimos con 700 gr de agua. Programamos 25 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Colamos bien y chafamos con un tenedor. Dejamos enfriar.
Otra opción es hacer la calabaza al horno. Si preferís hornearla, a mí me gusta más esa opción ya que suelta menos agua, os lo explico abajo en la preparación sin Thermomix.
Una vez frío el puré de calabaza, lo ponemos en el vaso junto con el resto de ingredientes, excepto el caramelo, y mezclamos 30 segundos a velocidad 5.
Ponemos caramelo líquido en la base de los moldes, los llenamos con la mezcla, los tapamos con papel de aluminio y los ponemos en el recipiente Varoma. Añadimos 700 gr de agua para hacer el vapor. Ponemos encima el recipiente Varoma y programamos de 40-50 minutos (dependiendo del tamaño de los moldes elegidos), temperatura varoma, velocidad 1. Para saber si están hechos, bastará con introducir un palillo y este debe salir limpio, si no es así, programaremos unos minutos más.
Si preferís también se pueden hacer al baño maría en el horno. Os lo explico también en la preparación Sin Thermomix.
Reservamos en la nevera, mejor de un día para otro, pues el frío hará que el flan coja mejor consistencia.


Sin Thermomix
Preparamos un rectángulo de papel de aluminio y colocamos encima los trozos de calabaza, que no sean muy grandes. Cerramos en un paquete bien sellado para evitar que salga el vapor y horneamos a 200º C durante 20 minutos aproximadamente (depende del horno puede ser un poco más). Escurrimos en un colador. Chafamos con un tenedor y lo dejamos unos minutos para que termine de eliminar el agua. Aunque haciéndolo con este método, soltará muy poca.
Una vez frío el puré de calabaza, lo ponemos junto con el resto de ingredientes, excepto el caramelo, y batimos unos segundos.
Ponemos caramelo líquido en la base de los moldes, los llenamos con la mezcla, los tapamos con papel de aluminio y los ponemos en una bandeja de horno con agua que cubra hasta la mitad de las flaneras. Horneamos en horno precalentado a 200ºC, calor arriba y abajo, unos 50 minutos (dependiendo del tamaño de los moldes elegidos). Para saber si están hechos, bastará con introducir un palillo y este debe salir limpio, si no es así, dejaremos unos minutos más.
Reservamos en la nevera, mejor de un día para otro, pues el frío hará que el flan coja mejor consistencia.


Otras recetas de calabaza en este blog:
Tartaletas de calabaza, Buñuelos de calabaza y Crema de calabaza


Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo


O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce