Blogging tips

jueves, 26 de febrero de 2015

TARTA DE FRUTAS... y mis cuatro cremas preferidas

Cuando llega el cumpleaños de mi madre, elegir una tarta para ella es muy fácil. Como ya os comenté en su día en la entrada del Milhojas (puedes ver la receta pinchando en el nombre) el hojaldre es su perdición, por lo que, de vez en cuando, le doy ese capricho. Esta vez, en lugar del Milhojas de siempre, me decidí por esta tarta de frutas. Absolutamente deliciosa.


Simplemente crema, frutas y hojaldre (si lo compráis os ahorráis el difícil y tedioso paso de hacerlo y el resultado es muy bueno). Sólo con esos tres sencillos ingredientes, tenéis una tarta fantástica, muy rica, nada empalagosa y muy vistosa... ah que se me olvidaba mi palabra favorita de los últimos meses... y muy fácil, jajaja.


Además os voy a ofrecer un plus adicional a esta receta que seguro que a muchos os va a venir genial. Al final de esta entrada he decidido poner varios tipos de crema para que podáis rellenar el hojaldre. Yo os voy a decir mis cuatro preferidas, para que tengáis diferentes opciones. Yo me decanté por la crema de naranja que preparé en el Cheesecake Boston Cream y que, como ya os adelanté, se ha convertido en una de mis preferidas, un peligro en realidad, jeje. Os puedo asegurar que la combinación con el hojaldre y  la fruta resultó un descubrimiento fantástico.

 

PREPARACIÓN
- Precalentamos el horno a 200ºC o a la temperatura que indique las instrucciones del hojaldre que hayamos comprado.
- Desenrollamos la lámina de masa y la colocamos sobre sobre una placa de horno encima del mismo papel que la envuelve. 
- Pincelamos los bordes con huevo batido y doblamos unos dos centímetros hacia dentro, para hacer el borde. Pinchamos el fondo varias veces con un tenedor en la parte del medio, que es la que queremos que no suba, y los bordes los pincelamos por arriba con un poco más de huevo para que tengan un color más dorado.
- Horneamos unos 15 minutos o hasta que veamos que el hojaldre se haya dorado. Lo sacamos del horno y dejamos enfriar un poco. 
- Si queremos, podemos espolvorear un poco de azúcar glass por los bordes, pero eso es opcional.
- Ahora sólo queda rellenarla con nuestra crema preferida, y decorarla con la fruta cortada. Yo además le añadí dos fresas cubiertas de chocolate.


Para dar brillo a la tarta yo usé un sobre de Tortenguss que me regaló esta Navidad pasada mi compañera de desafío Leila. Es un preparado especial para este tipo de tartas parecido a la gelatina y se prepara también echando el sobre junto con dos cucharadas de azúcar en un cazo con 250 ml de agua o zumo, llevamos a ebullición sin dejar de remover y luego dejamos enfriar un minuto antes de echarlo a la tarta.
Estos sobres aquí los he visto alguna vez en el LIDL, pero si os cuesta encontrarlos, no os preocupéis porque podéis hacer lo mismo utilizando un sobre de 10 gr de gelatina neutra. La preparación es igual que con el sobre de Tortenguss.
Y una tercera opción es calentar un poco de mermelada y cuando esté bastante líquida, pincelar con ella la tarta.


INGREDIENTES
La piel de una naranja
200 gr de zumo de naranja
250 gr de azúcar
120 gr de mantequilla
4 huevos

PREPARACIÓN
Con Thermomix
Con el vaso y las cuchillas bien secos, echamos el azúcar y pulverizamos 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.
Incorporamos la piel de naranja y volvemos a pulverizar el mismo tiempo y velocidad.
Añadimos el zumo, la mantequilla y los huevos y programamos 20 minutos, 90º, velocidad 4.

Sin Thermomix
Rallamos la piel de naranja. En un cazo ponemos la ralladura, el azúcar y el zumo de naranja y dejamos en el fuego unos minutos, para que se disuelva el azúcar y consigamos un almíbar. Reservamos. Ponemos los huevos y los batimos un poco. Añadimos el almíbar reservado y vamos removiendo hasta conseguir que espese. Es muy importante no dejar de remover la mezcla para evitar que llegue a hervir. También podemos hacerlo al baño maría.
En el último momento, añadimos la mantequilla y mezclamos.


INGREDIENTES
250 gr de azúcar
175 gr de zumo de limón (es el zumo de 4 limones aprox.)
La piel de 1 limón, sin nada de parte blanca y limpia
120 gr de mantequilla
4 huevos

PREPARACIÓN
Con Thermomix 

Con el vaso y las cuchillas bien secos, echamos el azúcar y pulverizamos 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.
Incorporamos la piel de limón y volvemos a pulverizar el mismo tiempo y velocidad.
Añadimos el zumo, la mantequilla y los huevos y programamos 20 minutos, 90º, velocidad 4.

Sin Thermomix 

Rallamos la piel del limón. En un cazo ponemos la ralladura, el azúcar y el zumo de limón y dejamos en el fuego unos minutos, para que se disuelva el azúcar y consigamos un almíbar. Reservamos. Ponemos los huevos y los batimos un poco. Añadimos el almíbar reservado y vamos removiendo hasta conseguir que espese. Es muy importante no dejar de remover la mezcla para evitar que llegue a hervir. También podemos hacerlo al baño maría.
En el último momento, añadimos la mantequilla y mezclamos.


INGREDIENTES
200 gr de leche condensada a temperatura ambiente 
300 gr de leche a temperatura ambiente 
4 yemas a temperatura ambiente 
40 gr de maizena
1 ó 2 cucharaditas de azúcar vainillado
25 gr de mantequilla
100 gr de chocolate blanco

PREPARACIÓN
Con Thermomix
Echamos todos los ingredientes de la crema en el vaso, excepto la mantequilla y el chocolate. Mezclamos 10 segundos a velocidad 5. Colocamos la mariposa y programamos 10 minutos, temperatura 90º, velocidad 2. Añadimos la mantequilla a trocitos y mezclamos unos segundos más a velocidad 2. Añadimos el chocolate blanco troceado y dejamos que con el calor de la crema se derrita. Reservamos en un bol con papel film, procurando que este toque la crema y no quede ninguna bolsa de aire.

Sin Thermomix
Calentamos las leches junto con el azúcar vainillado. Batimos las yemas y la maizena. Añadimos a la leche a fuego lento, con cuidado de que no hierva y sin dejar de remover, hasta que coja el cuerpo de una crema. Añadimos la mantequilla a trocitos y mezclamos unos segundos. Añadimos el chocolate blanco troceado y dejamos que con el calor de la crema se derrita. Reservamos en un bol con papel film, procurando que este toque la crema y no quede ninguna bolsa de aire.


INGREDIENTES
120 gr de azúcar
1 cucharadita de azúcar vainillado 
La piel de un limón (sin la parte blanca)
500 ml de leche (a temperatura ambiente)
4 yemas de huevos (a temperatura ambiente)
50 gr de Maizena 
1 cucharada de mantequilla

PREPARACIÓN
Con Thermomix
Ponemos la mariposa en las cuchillas. Echamos en el vaso las yemas, el azúcar, el azúcar vainillado, la leche y la maizena. Mezclamos 10 segundos a velocidad 3 y 1/2 y echamos la piel del limón. Programamos 9 minutos a 90º, velocidad 2.
Cuando termine el tiempo, echamos una cucharada de mantequilla y dejamos que se derrita un poco. Quitamos la mariposa y terminamos de mezclar con una espátula. Reservamos en un bol tapándola con papel film, para evitar que forme costra.

Sin Thermomix
Calentamos la leche junto con la ralladura del limón, el azúcar vainillado y la mitad del azúcar. Batimos las yemas con el resto de azúcar y la maizena. Añadimos a la leche a fuego lento, con cuidado de que no hierva y sin dejar de remover, hasta que coja el cuerpo de una crema. Añadimos la mantequilla a trocitos y mezclamos unos segundos. Reservamos en un bol tapándola con papel film, para evitar que forme costra.



Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo



O en mi página del Facebook 




https://www.facebook.com/anadieamargaundulce