Blogging tips

miércoles, 12 de noviembre de 2014

PUDDING DE CHOCOLATE Y NUBES... él se lo cocina y él se lo come

El postre que os traigo hoy es tan fácil que lo puede hacer hasta un niño. De hecho este postre, como vais a comprobar por las fotos, lo hizo mi hijo de 6 años. No sé si se divirtió más preparándolo o comiéndoselo, jajaja... porque yo sólo probé una cucharada. Pero os puedo asegurar que estaba riquísimo.



Con solo tres ingredientes y más fácil que el mecanismo de un chupete, esta receta es clara candidata a estar en la sección Eureka, esa sección que inauguré con el post de Hacer nata casera y su secuela Helado de plátano con un solo ingrediente. Si queréis ver cualquiera de las dos, sólo tenéis que pinchar en el nombre de la receta. 


Y aquí llega el tercer capítulo de la saga con...

PUDDING CON CHOCOLATE Y NUBES



INGREDIENTES
230 gr de nata líquida o crema de leche
25 gr de nubes (marshmallows) minis o cortados en trocitos
175 gr de chocolate negro o con leche, troceado (como era mi hijo quien cocinaba, él decidía y eligió con leche, pero si le ponéis sólo del negro podéis añadirle un par de cucharadas de azúcar a la preparación si os gusta más dulce, en nuestro caso al ser con leche no fue necesario)

Con esta cantidad sale para 3 unidades normales o 6 si es versión chupito. Si deseáis hacer más, tan sencillo como doblar los ingredientes.


Ponemos la nata junto con las nubes en un bol apto para microondas. También podemos hacerlo al baño maría en un cazo, como cuando derretimos chocolate.


Fundimos las nubes en la nata. Si lo hacéis en el microondas, primero lo ponemos un minuto, sacamos y removemos con unas varillas, otro minuto volvemos a sacar y remover, y un tercer minuto pero a intervalos de 30 segundos. En total lo tuvimos 3 minutos, pero ya sabéis que cada microondas, al igual que los hornos, es diferente. La cosa es que nos quede como en la última foto, completamente disuelto.


Ahora añadimos el chocolate, que tiene que estar troceado, y dejamos sin mover 3 minutos.


Pasados los tres minutos ya sólo nos quedará remover hasta que quede una mezcla homogénea y verter en los vasitos dónde vayamos a servirlos. Metemos en la nevera.


Esta receta la vi en el canal de YouTube de Silvia Tortosa En casa contigo y como os digo es muy fácil y se hace en 6 minutos... nosotros un poco más pero tenemos excusa, estábamos haciendo las fotos, jajaja. Aunque en la receta original decían que con 20 minutos de nevera bastaba, en mi caso a la media hora aún estaban bastante líquidos, así que los dejamos para el día siguiente y entonces estaban perfectos... A la foto de abajo me remito, jeje.

Para acompañarlo, qué mejor combinación que la frambuesa. Un poco de la nata montada con azúcar y una cucharada de pasta de frambuesa. Si no tenéis esta pasta también podéis sustituirlo por mermelada de frambuesa, pero entonces poned menos azúcar a la nata. De todas formas podéis acompañarlo solo con nata o con nada, de cualquier manera está... delicioso.


Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo


O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce