Blogging tips

martes, 13 de mayo de 2014

GALLETAS DE CANELA rellenas de crema de limón y chocolate blanco... El dulce de tu niñez

Los que me seguís asiduamente, ya os habéis dado cuenta de que últimamente no me prodigo demasiado en concursos, pero esta vez he querido hacer un esfuerzo para participar en el concurso del tercer aniversario de mis guapas hermanas gaditanas, Mila y Nina de La Cocina de Camilni. Hace dos años, comenzamos juntas (además de con Mª Luz, Carolina y Rocío) un proyecto llamado Desafío en la Cocina y del que ya os doy la suficiente cuenta todos los meses, jeje, de hecho es uno de los principales motivos que me obliga a mantener un poco más vivo el blog. Pero este no es el tema, que en el post que viene ya os hablaré de lo que han dado de si estos dos años. Hoy quiero hablaros del tema principal del concurso: El dulce de mi niñez.

En cuanto leí el título del concurso, cerré los ojos y me vino a la cabeza esas tardes en el patio de la casa cuartel en la que me crié, jugando con los demás niños al pilla pilla, al escondite o a los Ángeles de Charlie... yo, aunque siempre he sido de pelo más clarito, siempre quería ser la morena Kelly, jajaja y es que la encontraba tan guapa. Recuerdo pasarme el día disfrazada, inventado obras de teatro con el resto de amigos y luego cobrándoles la entrada al resto de niños que venían a vernos, de algún lado teníamos que sacar dinero para las chuches jejeje. La de veces que me caí de la bicicleta porque iba a 100 por hora con ella y se me enganchaba el lazo del vestido cursi que mi madre se empeñaba en ponernos a mi hermana y a mí, pero eso no me desanimaba, yo siempre corría más rápido. De esa época recuerdo que una simple goma elástica era mi regalo más preciado, que una rayuela dibujada en el suelo era mi mejor parque de atracciones y que mi película preferida eran las historias de miedo que me inventaba sobre la casa abandonada que había cerca, con mis relatos conseguía que más de un niño esa noche durmiera con las sábanas tapándoles hasta las orejas, siempre tuve mucha imaginación, jajaja... y entonces oía a mi madre llamándome por la ventana: ¡¡¡A merendaaaaaaaaarrr!!!... da igual el sitio de la gran casa cuartel en el que me pillara en ese momento, yo oía su voz como si la tuviera a mi lado, jajajaja. Entonces salía corriendo y subía las escaleras de dos en dos y entraba en la cocina dónde mi madre me esperaba con el pedazo bocadillo de turno, que cuando lo terminara ya sería casi la hora de acostarme, así que me servía también de cena... qué listas eran las madres de entonces, jajaja. Y cuando el día lo merecía, mi postre eran dos galletas napolitanas rellenas de Nocilla o rellenas con mantequilla o solas, da igual como las comiera, ese sabor a canela y azúcar me encantaba y aún hoy, cuando las como, recuerdo a aquella niña que nunca se fue del todo.
 

GALLETAS DE CANELA (al estilo napolitanas)


INGREDIENTES
100 gr de mantequilla
100 gr de azúcar
1 huevo
2 o 3 cucharadas de canela
250 gr de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
Azúcar y canela para espolvorear


PREPARACIÓN

-  Hacemos la masa de las galletas:
Con Thermomix
Echamos la mantequilla, el azúcar, el huevo  y la canela en el vaso y mezclamos 2 minutos a velocidad 3. Añadimos la harina con la levadura y amasamos 3 minutos a velocidad espiga. Dejamos enfriar la masa envuelta en film transparente, al menos media hora en la nevera.
Sin Thermomix
Batimos la mantequilla con el azúcar y le añadimos el huevo y la canela, seguimos batiendo. Vamos incorporamos la harina con la levadura hasta conseguir una masa manejable. Dejamos enfriar envuelta en film transparente, al menos media hora en la nevera.

- Estiramos la masa con el rodillo y vamos cortando con la ayuda de un cortador, y las vamos colocando en una bandeja sobre papel de horno. En realidad, la receta original es con las galletas mucho más finas, pero yo decidí hacerlas un poco gorditas pues al ponerle la levadura, deseaba que me quedaran con la textura abizcochada como así sucedió. Pero eso decididlo vosotros, de las dos maneras están riquísimas. Si decides hacerlas más finitas, lo que sí que te aconsejo es que estires la masa entre dos papeles de horno, ya que te será más fácil conseguir que te quede muy fina sin que se pegue al rodillo.

- Espolvoreamos con azúcar y canela al gusto, y horneamos a 180ºC en horno precalentado durante unos 15 minutos.

- Cuando salgan, aún estarán un poco blandas, pero déjalas reposar 5 minutos y después ponlas enfriando en una rejilla.



Cuando tuve decidido el tipo de galleta, el siguiente dilema era con qué crema las rellenaba, no todas, pero sí quería hacer unas pocas rellenas. Casi estaba convencida en hacerlas con chocolate y en el último momento me vino la inspiración, canela y... limón!!! No puedo estar más contenta con el resultado tan rico que se creó al unir estos dos sabores, aunque también dejé unas cuantas sin rellenar, ya que a mi niño no le gusta el limón, y estaban tremendas.

Buscaba una crema que fuera sencilla de hacer, con ingredientes que tuviese en casa y que pudiera aguantar perfectamente fuera de la nevera. Al final encontré una deliciosa crema de limón y chocolate blanco, en el blog de mi tocaya Pasteles de colores, que no puede ser más fácil y estar más rica. Cómo me gustan estas cremas tan sencillas de elaborar, con pocos ingredientes y en las qué sólo se necesita una cuchara y un bol para prepararlas. Hace poco, cuando hice el brownie, os enseñé otra de estas cremas todo terreno con Nutella, si quieres verla, pincha en este enlace

CREMA DE LIMÓN Y CHOCOLATE BLANCO (para rellenar galletas)


INGREDIENTES
40 gr margarina
2 cucharadas de azúcar glass
El zumo de medio limón (o un poco más)
80 gr de chocolate blanco


PREPARACIÓN
- En un bol mezclamos la margarina con el azúcar glass y cuando lo tengamos bien mezclado, le añadimos el zumo de limón. La receta pone el zumo de medio limón, pero yo le puse el zumo de uno entero, por lo que la crema en un primer momento me quedó un poco más líquida, pero con un sabor más intenso.

- A parte, fundimos 80 gr de chocolate blanco. A mí me gusta hacerlo en el microondas a intervalos de 30 segundos, para evitar que se nos queme.

- Una vez fundido, echamos el chocolate a la mezcla de la margarina y el limón, primero una cucharada, removemos y después ya echamos el resto.

- Es una crema que endurece con el tiempo, a mí me quedó un poco más líquida al echarle, como os comentaba antes, más zumo a la mezcla, pero se soluciona poniéndola un rato en la nevera. Pero ojo, si la mezcla ya os ha salido bastante espesa, no la metéis en el frigo puesto que se os podría endurecer en exceso.


Animaros, que aún estáis a tiempo de contarles a Mila y Nina cual es el dulce de vuestra niñez.

http://lacocinadecamilni.blogspot.com.es/2014/04/el-dulce-de-tu-ninez-para-nuestro.html


Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce