Blogging tips

sábado, 20 de abril de 2013

TARTA DOBOS... 12º Desafío en la Cocina

Hoy os escribo con el corazón dividido porque no sé si aconsejaros que hagáis esta tarta o no... Ayy qué mal comienzo!!! así no habrá manera de convenceros... dejadme que lo vuelva a intentar...

Día 20 y toca Desafío. Este mes dulce, propuesto por nuestras hermanas Carmen, Mila y Nina del blog La cocina de Camilni. Reconozco que cuando recibí el email y vi que el desafío era la tarta Dobos, me alegré. Era una tarta que tenía en pendientes hacía tiempo, pero nunca veía el momento de hacerla. El problema es que he tenido un mes ajetreadísimo, con todos los fines de semana fuera de casa y un montón de cosas por hacer, y el día se acercaba y yo sin mi tarta. Además, ni encontraba la ocasión, ni bocas suficientes para alimentar con semejante tarta. Y por si eso era poco, yo apunto de salir de viaje, de hecho cuando leáis esto estaré fuera, así que no podré ver el resto de tartas hasta la vuelta. Al final mis salvadores, como siempre, han sido mis compis de trabajo, por lo que decidí hacer una tarta pequeñita. 

Os tengo que confesar que es una tarta laboriosa, por lo que os recomiendo que, si la hacéis, os organicéis y la hagáis en varios días... no se os ocurra hacerla toda en una tarde como yo, a no ser que queráis aborrecerla... jaja, más que nada porque lleva muchas capas de bizcocho. Eso sí, una vez finalizado el trabajo, tengo que reconocer que nos ha gustado mucho, así que equilibra el esfuerzo. 


La tarta Dobos es de origen húngaro y fue inventada por Jozsef C. Dobos. Se compone de seis finas bases de bizcocho (aunque yo he visto hasta 12 capas) con un relleno de crema de chocolate y terminado con una capa de bizcocho cubierta de caramelo. La tarta fue presentada en la Exposición Nacional de Budapest en 1885, y cuentan que fue la delicia de los emperadores Francisco José y Sissi, y eso la hizo famosa. Hoy en día, es un clásico en las pastelerías de toda Hungría.
 

Aclaraciones antes de comenzar:

Como ya os he comentado, yo hice una versión pequeña que da para 6/8 raciones, aunque al ser una tarta que llena bastante y muy alta, nos podría cundir incluso para alguno más (depende lo glotones que seamos). La tarta Dobos normalmente es redonda, pero que queréis que os diga, no tenía tiempo de estar haciendo bases, así que escogí el camino corto y la hice rectangular. Para esta medida, horneé dos planchas de bizcocho en la bandeja del horno. 

La crema de chocolate que hice, tampoco es la clásica que se hace en esta tarta. Hacía tiempo que le tenía ganas a una crema de chocolate con queso que vi en el blog de Food an Cook y no me lo pensé. Eso sí, para que no fuera demasiado empalagosa (son muchas capas de chocolate) hice algunas modificaciones en la receta, entre ellas, bajarle 100 gr de azúcar. Creo que le vino fantástico, pero si sois de los que os gusta el azúcar en vena, la receta original pone 240 gr de azúcar, pero os vuelvo a insistir que no lo veo necesario. Por cierto, la crema tiene un sabor muy similar al Milka Philadelphia, claro que, ahora que pienso, al llevar chocolate y queso crema tampoco es de extrañar esa similitud... venga, venga, llamadme tonta, jeje

Ahora sí, con todos vosotros os presento la

TARTA DOBOS




INGREDIENTES
Para las planchas de bizcocho
Hice la misma receta que el pa de pessic de la Sara, pero dándole forma de plancha horneada en la bandeja del horno. Para ver ingredientes y preparación pincha aquí.

Para el almíbar
100 gr de azúcar
100 gr de agua
Unas gotas de zumo de limón
Licor al gusto (opcional)
   
Para la crema de chocolate y queso
270 gr de chocolate de cobertura
170 gr de queso crema
85 gr de mantequilla (a temperatura ambiente)
150 gr de azúcar glas
160 gr de sour cream o yogurt natural

Para  la cobertura de caramelo 
80 gr de azúcar
115 ml de nata 35% MG
45 gr de mantequilla
Aroma de vainilla u otro al gusto (opcional)

PREPARACIÓN
Para hacer las planchas de bizcocho me he decidido por mi preferido (os dejo el link en los ingredientes), pero cualquier genovés nos podrá servir. Una vez tengamos la masa hecha, la volcamos sobre la bandeja de horno, previamente forrada con papel de hornear, y la extendemos hasta conseguir un rectángulo. 
Horneamos a 220º precalentado, de 5 a 7 minutos (yo lo tuve 6). Comprobamos con un palillo en el centro y sacamos. Repetimos las veces necesarias (en mi caso fueron dos planchas).
Una vez enfriadas, procedemos a cortarlas en rectángulos. Nos tienen que salir 6 de la misma medida, para ello nos ayudaremos de una regla o similar. Reservamos. 

Hacemos un almíbar  poniendo todos los ingredientes del mismo a cocer por espacio de 10 minutos (en Thermomix, 10 minutos, temperatura 100º, velocidad 2). Añadimos el licor al gusto y reservamos. 

Preparamos la crema de chocolate y queso, para ello fundimos el chocolate en el microondas (o al baño maría) y lo reservamos hasta que enfríe un poco, pero no demasiado.
Mientras ponemos en un bol la mantequilla y la batimos hasta que nos quede blanda (en Thermomix, con mariposa a velocidad 3 1/2), añadimos el queso crema y volvemos a batir, vamos añadiendo poco a poco el azúcar glas y batimos hasta que nos quede una masa uniforme y sin grumos.
Ahora incorporamos la sour cream o el yogurt a nuestro chocolate templado y lo mezclamos bien.
Añadimos esta mezcla de chocolate al resto de la preparación y mezclamos bien. Reservamos en la nevera para que gane consistencia.

Preparamos la última capa de caramelo. Para ello, separamos la plancha de arriba que irá cubierta de caramelo y reservamos.
Calentamos al fuego un cazo con el azúcar. Mientras, vamos calentando la nata en el microondas (eso hará que salte menos al añadirla al caramelo). Cuando este tome un tono dorado (cuidado de que no se nos queme) retiramos del fuego y añadimos la mantequilla y la nata. También es el momento de añadir el aroma de vainilla.Volvemos a poner en el fuego a temperatura media, removiendo con una cuchara de madera hasta que forme una salsa espesa.


Para montar la tarta, ponemos la base de bizcocho reservada para poner la cobertura de caramelo y la cubrimos con el mismo. Si deseamos hacer la forma característica de la Dobos, cortamos esa plancha en trozos con un cuchillo (un truco para que quede bien el corte, es calentar la hoja del cuchillo bajo el grifo de agua caliente). Las otras bases las vamos alternando con la crema de chocolate, y finalmente la cubrimos toda con la misma crema. Hacemos arriba unos montoncitos con la manga pastelera y eso nos servirá de soporte a los bizcochos de caramelo. Terminamos de decorar a nuestro gusto. En mi caso, para los laterales de la tarta usé unos sticks de capuccino que había comprado en el LIDL.


Y ya sabéis que encontraréis más variedad de esta misma tarta en el blog del Desafío. Las tartas que han preparado mis compañeros las podéis ver aquí.

Por cierto, el mes que viene estamos de celebración en el grupo del Desafío pues ¡¡cumplimos nuestro primer añito!!!

No os puedo adelantar nada, porque será un Desafío sorpresa. No os lo perdáis porque la cosa promete.

Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce