Blogging tips

jueves, 20 de diciembre de 2012

BOMBONES... Octavo Desafío en la Cocina

Si en el anterior post os decía que venia cargadita de turrones, lo de los bombones ha sido ya para coger una carretilla. Cuando Carolina, desafiadora de este mes, nos propuso su receta de este mes, poco presagiaba yo de que iba a resultar tan difícil para mí. Aunque he de aclarar, que lo complicado no ha sido elaborarlos, sino decidirme por cual iba a hacer, jaja...

No sé si alguna vez lo he hecho desde el blog, pero quiero dar las gracias a mis dos compañeras, y sin embargo amigas, de trabajo, Majo y Lucía. Cuando se enteran de la receta que me toca preparar en el Desafio del mes, se vuelcan dándome consejos, pasándome recetas y/o prestándome cualquier utensilio para realizarlas con el mayor éxito posible. Claro que la mayoría de las veces tienen su recompensa y me dedico a cebarlas como cualquier pavo de Navidad que se precie, jajajaja

Nenas, eso último no me lo tengáis en cuenta, en enero os traeré platitos de lechuga, para compensar, jejeje. Sois las mejores compañeras de trabajo que se pueda desear... us estimoooooooo!!!!!


FUNDIENDO EL CHOCOLATE
Primero es necesario picar el chocolate en trozos pequeños. Podemos fundir el chocolate de diversas maneras, al Baño María (teniendo la precaución de que no le entre agua al chocolate), en el microondas (procurando hacerlo a intervalos de 30 a 30 segundos, vigilando de que no se nos queme), en Thermomix (tenéis una  estupenda explicación en el blog de Goizalde, aquí, o en el de MªLuz, aquí) o con una fondue eléctrica, especial para tal menester, que me dejó mi compañera Lucía (ver foto de arriba).

LA TÉCNICA
Al principio, piensas que hacer bombones es tan fácil como derretir chocolate, ponerlo en moldes y esperar que enfríe. Eso es relativamente cierto, pero claro, aquí es dónde está la diferencia entre un trozo de chocolate opaco y un bombón suave, uniforme y con brillo. Para conseguirlo existe la técnica de atemperar el chocolate, que no es más que fundir el chocolate a una temperatura, enfriarlo levemente y volver a subirle la temperatura.
 
Hay varios métodos para conseguirlo. Si miráis vídeos o webs profesionales, el método más usado es poniendo el chocolate fundido en la encimera de granito o mármol y moverlo hasta alcanzar la temperatura adecuada... Primera opción desechada, no quería estar quitando chocolate de la cocina hasta el día del Juicio Final, que por otra parte dicen los Mayas que es mañana, así que tampoco hubiera sido tanta faena jejeje.

Pero la mejor para hacer en casa, y es por la que me decanté yo, es primero fundir dos tercios del chocolate hasta obtener una consistencia líquida. Después, añadimos el tercio sobrante, en trozos pequeños y vamos removiendo hasta su completa disolución. Calentamos nuevamente hasta que toda la mezcle esté suave.

A POR LA PRÁCTICA
Una vez tenemos el chocolate fundido, lo echamos en algún molde para bombones o cubitos de hielo, preferiblemente de silicona, y dejamos enfriar.
Yo al final me animé tanto, que hice tres clases de bombones. Comenzamos por los más sencillos. Los navideños.


Para hacerlos, me ayudé de unos moldes estupendos de la casa SilikoMart. Para mi gusto, los mejores moldes para bombones del mercado. Como no son muy grandes, estos no los rellené con nada, sólo les añadí un poco de crocanti de almendras Vahiné, aunque también quedan muy bien con cereales, peta-zeta, frutas escarchadas picadas.


El árbol de Navidad me encantó. El molde para hacerlo también es de la casa SilikoMart y me lo prestó mi amiga Majo. Antes de que se endureciera el chocolate, esparcí un poco de sprinkles dorados y plateados y alguna estrella, que compré en el LIDL.


Segunda tanda: Los rellenos.

Principalmente hice dos clases de rellenos, los de Nutella y los de Baileys.

BOMBONES RELLENOS DE NUTELLA

INGREDIENTES
Chocolate con leche de cobertura
Nutella

PREPARACIÓN
Una vez tengamos el chocolate deshecho, llenamos los moldes de silicona. Le damos la vuelta sobre un bol para retirar el chocolate sobrante, procurando que las paredes y el fondo de cada hueco esté bien cubierto. Dejamos enfriar en el frigorífico o en el congelador y cuando ya se haya endurecido añadimos la Nutella y tapamos con el chocolate restante. Si se ha endurecido volveremos a calentarlo. Lo guardamos en la nevera hasta que estén bien duritos y los desmoldamos con cuidado.


También hice cucharitas y granos de café de chocolate. Me pareció una idea estupenda para servirlos junto con un café.

BOMBONES RELLENOS DE BAILEYS

INGREDIENTES
Chocolate blanco de cobertura
200 gr chocolate blanco para el relleno
50 gr de leche condensada
50 gr de baileys (u otro tipo de licor)

PREPARACIÓN
Rellenamos los moldes para bombones de igual manera que los bombones anteriores. Dejamos endurecer.
Para el relleno ponemos la leche condensada con el baileys al fuego y cuando comience a hervir le añadimos al chocolate blanco troceado. Mezclamos bien hasta que el chocolate se haya derretido. Dejamos enfriar un poco. Rellenamos (con cuidado de no hacerlo hasta arriba) y tapamos con el chocolate blanco de cobertura restante. Si se ha endurecido volveremos a calentarlo. Lo guardamos en la nevera hasta que estén bien duritos y los desmoldamos con cuidado.




Y por último Los Bombones de Avellana. En casa nos han recordado a los "Ferrero Roché"... ¡¡qué ricos, por favor!!!

BOMBONES DE AVELLANA

INGREDIENTES (para 20 unidades)
100 gr de cereales crujiente de chocolate (yo usé el Choco Krispis) 
150 gr de avellanas tostadas 
150 gr de chocolate con leche
20 avellanas tostadas para decorar

Opcional para formar las cápsulas, chocolate de cobertura.

PREPARACIÓN
Echamos el chocolate en el vaso y lo trituramos durante 15 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10. (Sin Thermomix, picamos el chocolate)
Programamos 5 minutos, temperatura 37º y velocidad 3. Si no se ha deshecho todo, programamos otro minuto más, a la misma temperatura y velocidad. (Sin Thermomix, fundimos el chocolate con cualquiera de las técnicas arriba mencionadas).
Añadimos las avellanas y los cereales de chocolate. Programamos 6 segundos, a velocidad 5, para que se trituren. (Sin Thermomix, picamos un poco las avellanas y los cereales, antes de añadirlos al chocolate fundido).
Hacemos los bombones con la ayuda de dos cucharillas o con la ayuda de una cuchara para helados.
 
A diferencia de la receta original, yo no los he puesto en cápsulas, sino que he pintado las paredes y el fondo de los moldes con chocolate  y he dejado que se enfriaran. Una vez que tenían la forma hecha, los he rellenado con la mezcla de las avellanas y los cereales.

Visto en: Thermorecetas


Si os queréis seguir endulzando la vida, en el blog del Desafío en la Cocina veréis el resto de las recetas de mis compañeros.

Y os recuerdo que si tenéis un blog de cocina, que se encuentre activo los últimos 6 meses, y queréis participar en los desafíos, sólo tenéis que mandarnos un mail a cualquiera de las desafiadoras:
A nadie le amarga un dulce (es decir a mí)

El año que viene lo inaguro yo, proponiendo una receta salada. Después de las comilonas y en plena cuesta de enero... ¿qué se le ocurrirá a esta loca cabecita?? Yo de vosotros no me lo perdería. Os espero el próximo 20 de enero, día que se desvelará el secreto... todo esto, si no se acaba el mundo mañana, claro.

Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce