Blogging tips

lunes, 23 de enero de 2012

TARTA BARCO PIRATA... incluye ideas para montar una fiesta pirata

¡¡Hola a todos!! ¡¡Ya estoy de vuelta!! 
Ya sé que circulan rumores de que me he fugado con Papa Noel en su trineo porque cuando me vio vestida de Papa Noel quiso que fuera su secretaria personal... pero, qué queréis que os diga, las condiciones no me acabaron de convencer. Pase que tuviera que irme a vivir al Polo Norte (aunque con lo friolera que soy lo hubiera llevado un poco mal), pase que tuviera que compartir casa con 100 duendecitos, un viejo cascarrabias y 9 renos, pase que tuviera que envolver regalos en los próximos 365 días del año sin parar... pero lo que no iba a permitir de ninguna de las maneras, era ponerme la enorme barriga y la barba postiza... lo siento, pero ¡¡por ahí no paso!!!...

Bromas a parte, no sólo las vacaciones de Navidad me han mantenido desaparecida estas semanas. La semana pasada mi nene cumplía 4 añitos y para celebrarlo el domingo le preparé una fiesta pirata… ¡¡su tema preferido en los últimos meses!!.

Sólo hacía una semana que había vuelto de Alicante y encima con un trancazo del quince que me dejó KO los primeros días, pero ¿qué no somos capaces de hacer por un hijo? Así que me armé de Kleenex y Couldina y ¡¡le organicé la fiesta en 4 días!!

Con esta temática, tenía claro que el pastel sería un barco pirata. Después de ver varios modelos por internet, me decanté por la forma que le había dado Debora a su barco y por su cobertura de trufa… y os puedo asegurar que fue un éxito.

 
TARTA BARCO PIRATA

 INGREDIENTES
2 bizcochos rectangulares (en mi caso hice 2 bicas de aquí, en un molde rectangular doblando las cantidades)
Nocilla o Nutella para rellenar
Para la crema de trufa de la cobertura
1/2 litro de nata  para montar (os aconsejo Central Lechera Asturiana 35,1% Materia Grasa)
75 gr azúcar
200 gr chocolate fondant
Para decorar
Barquillos de chocolate, mikados, filipinos etc...

PREPARACIÓN
El día antes del montaje del pastel, horneamos los dos bizcochos rectangulares y preparamos la crema de trufa, ya que deberá reservarse en el frigorífico al menos 12 horas antes de montarla. 

Para hacer la crema de trufa, echamos en el vaso de la Thermomix (si no tenemos TH podemos hacerlo en un cazo) la nata y el azúcar y programamos 6 minutos, 90º, velocidad 2. Añadimos el chocolate troceado y mezclamos 30 segundos a velocidad 3, hasta que el chocolate esté fundido. Retiramos a un recipiente y reservamos en el frigorífico un mínimo de 12 horas.

Al día siguiente colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos la crema de trufa. Ponemos en marcha la máquina a velocidad 3 (sin programar tiempo) hasta que esté montada. Estaremos atentos (cambia el sonido) para comprobar que la nata se ha montado y que no nos hemos pasado. Mi consejo es que abráis todas las veces que creáis oportuno el vaso y vayáis comprobando la consistencia. Normalmente entre un minuto y dos ya está montada.  

Sin Thermomix, podéis montar la crema de trufa con una batidora de varillas.

Montaje de la tarta.
Primero haremos la forma del barco que queremos en un folio y lo recortaremos para que nos sirva de plantilla. Con esta plantilla procedemos a cortar el bizcocho para formar el barco.


A continuación, los cortaremos horizontalmente para poder rellenarlos. En mi caso, opté por rellenarlos de Nocilla. Para poder untarla mejor en el bizcocho, mete la Nocilla en el microondas durante 20 segundos. 

Ponemos un bizcocho encima del otro y recortamos la parte central de la última capa de bizcocho para hacerle la forma de barco.

Cubrimos el barco con la crema de trufa y con un tenedor marcamos unas rayas para simular  listones de madera (para no manchar demasiado la base, pondremos tiras de papel de aluminio alrededor que una vez acabado, retiraremos).

Colocamos los detalles del barco (los barquillos simulando cañones, los filipinos, los mikados de chocolate...).

Para hacer las velas necesitamos dos palillos de brocheta y cartulina.



Ideas para organizar una fiesta pirata.


DECORACIÓN:
En una pared puse una palmera de cartón y un poster que simulaba un paisaje caribeño. Justo debajo puse la mesa del comedor, que decoré como si fuera una playa. La cubrí con un mantel color arena y a un lado le puse papel de seda de color azul para que pareciera el mar.
En el techo puse guirnaldas rojas y en el centro 3 globos negros con calaveras blancas.
Todos los detalles de decoración puedes encontrarlos en venta online en la web http://www.fiestafacil.com/

COMIDA:
- Caracolas de hojaldre con carne.
- Frankfurts enrollados de bacon y hojaldre.
- Sandwiches de diferentes rellenos (en algunos de los sandwiches usé la técnica que vi en Carrot Cake, con un cortador de galletas con forma de cangrejo y de estrella de mar….).
- Para hacer una Isla Pirata, sólo necesitas una pizza y decorarla en medio con una palmera de juguete (si no tienes, puedes poner un trozo de brócoli para simular un árbol o unas ramitas de perejil para simular una palmera), además puedes poner un cofre del tesoro hecho de cartulina o cualquier otra figura pirata. 
- El cofre del tesoro. Aprovechamos cualquier caja que tengamos por casa (tal vez un joyero, una caja de madera...) y la rellenamos con chocolatinas, chucherías varias y monedas de chocolate.


JUEGOS:
Por supuesto, no les iba a poner las cosas tan fáciles. Los niños tuvieron que pasar varias pruebas para llegar a convertirse en auténticos piratas.

- ¡¡Coge fuerzas!!
Antes de comenzar con el juego, tenían que comerse la merienda pirata. Cuando acabaron, les entregaba el kit pirata (parche, prisma, silbato...)
- ¡¡Sube a bordo!!
En medio del comedor les puse una madera alargada simulando una pasarela del barco y los niños, con los ojos vendados, tenían que pasar por ella sin caerse. Alrededor puse una manta azul haciendo de mar.
- ¡¡A cañonazos!!
Los invitados se dividen en dos equipos y se ponen delante de un cubo. A cada equipo les di unas cuántas pelotas de esponja y tenían que lanzarlas en el cubo del equipo contrario. El equipo vencedor es el que logra encestar más pelotas.
- La pesca.  
Llené la bañera de agua y coloqué varios patitos y peces. Los niños tenían que pescarlos con una caña de pescar y dos redes. Cada patito tenía un número correspondiente a un trozo del plano del tesoro.
- El mapa del tesoro.
Para hacer el mapa del tesoro, imprimí el plano de mi casa en un papel de pergamino. En el comedor dibujé un barco, para que supieran el lugar de origen, y una cruz roja en la terraza donde había ocultado una caja con los paquetes de chuches que di a cada niño.
El mapa lo recorté en 6 trozos y lo tenían que reconstruir.


MÁS IDEAS:
Otro detalle fue poner una etiqueta pirata en unos botellines de agua con el nombre de cada niño. Así tenían localizada su agua... que el trabajo de pirata da mucha sed!! jeje
Podéis descargar las etiquetas e imprimirlas aquí.