Blogging tips

miércoles, 2 de noviembre de 2011

LA COCINA DE MIS AMIGOS: PAN DE MUERTO... ¡¡ y que viva México!!!

Cuándo, hace un año, decidí crear la sección "La cocina de mis amigos", supuse que mis amigos y familiares cercanos se "matarían" por tener una receta suya publicada... a día de hoy, tengo que reconocer que sólo me ha faltado pedir de rodillas las recetas y fotos para el blog... jajajajajaja.

Creo que harta de escucharme, mi compañera Lucía decidió "regalarme" esta fantástica receta oriunda de su bellísimo país: MÉXICO.

El Pan de Muerto está asociado a la festividad conocida como Día de Muertos. Como pasa con casi todas las recetas, este pan se elabora de diferentes maneras, según la zona dónde se prepare.

Esta receta en cuestión es la de un pan dulce espolvoreado con azúcar y de sabor y textura muy parecida al brioche francés (he visto que en muchos sitios lo llaman "brioches mexicaines").

Como particularidad, se decora con cuatro o seis huesos elaborados con la misma masa del pan. A veces se representa también el cráneo.




El Día de Muertos se celebra en México el día 2 de noviembre (creo que el 1 es para los niños fallecidos y el 2 para los adultos), Es en esta fecha cuando en los hogares mexicanos se montan los altares dedicados a los seres queridos fallecidos. Dichos altares permanecen varios días, adornados con papel picado y flores de cempasúchil, en los que se colocan, además de velas, imágenes de santos o de difuntos y ofrendas consistentes en platillos típicos (generalmente de aquellos que prefirieron los difuntos en vida). 

El festejo comienza "cuando una persona de la casa enciende las velas del altar susurrando los nombres de los difuntos, se reza pidiendo el favor de Dios para que lleguen con bien, los familiares se sientan a la mesa y comparten la comida preparada para el festín, escuchando música del agrado del difunto, se habla sobre las novedades de la familia, se recuerdan anécdotas del difunto y se pide por la intercesión del difunto a Dios.
El festejo es un reencuentro, aunque breve, feliz, con la promesa de alcanzarlos en el más allá, llegado el momento. Al termino se apagan las veladoras y se despide a los espíritus, deseándoles buen viaje de regreso al más allá y pidiéndoles que retornen el próximo año" (texto sacado de Wikipedia)





Fuente: Receta enviada por Thermomix México

PAN DE MUERTO CON ESPONJA (masa madre)

INGREDIENTES
Para la Esponja (masa madre)
70 gr de agua
20 gr de levadura fresca de panadería (la puedes encontrar en los frigoríficos de los supermercados en forma de cubos)
120 gr de harina
1 cucharada de azúcar

Para el Pan de muerto
500 gr de harina
100 gr de azúcar
La piel de media naranja, sin parte blanca
150 gr de leche 
140 gr de mantequilla 
1 huevo 
1 yema
2 cucharadas de esencia de azahar
5 gr de glicerina (a la venta en farmacias)
1 pizca de sal

Para barnizar
50 gr de leche
Mantequilla
Azúcar

PREPARACIÓN (Con Thermomix)
Para la esponja (masa madre)
Vertemos el agua y la levadura fresca en el vaso, mezclamos 10 segundos a velocidad 3. Agregamos la harina y el azúcar y mezclamos 30 segundos a velocidad 4. Amasamos 1 minuto, vaso cerrado, velocidad espiga.

Sacamos la masa y la colocamos en un tazón, la cubrimos con el agua tibia y dejamos que esponje (en el momento que flote estará lista). Escurrirla y reservamos para la preparación del pan.

Para el pan de muerto
Primero pesamos la harina y reservamos. Con el vaso y las cuchillas secos, pulverizamos el azúcar y la piel de naranja 30 segundos a velocidad 10. Agregamos por el bocal la leche y la mantequilla, mezclamos 3 minutos temperatura 50°, velocidad 2, y mezclamos otros 30 segundos a velocidad 6.

Agregamos por el bocal el huevo, la yema, la esencia de azahar y la glicerina, mezclamos 10 segundos a velocidad 3.

Programamos velocidad 3 sin tiempo, y añadimos por el bocal la harina y la sal poco a poco, al final subimos a velocidad 6 por 30 segundos.

Añadimos la esponja escurrida y amasamos 5 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. Tenemos que comprobar que se forma una bola firme y que se mueva bien sobre las cuchillas, de no ser así, paramos la máquina y añadimos un poco más de harina y volvemos a amasar. 

Paramos la máquina y dejamos fermentar la masa en el vaso hasta que el cubilete salga (20 minutos aproximadamente).

Sacamos la masa del vaso, amasamos con las manos, separamos los "huesitos" (ver foto de arriba) formarlos con las manos, y reservar en el frigorífico para evitar que fermenten.

El resto de la masa, formamos una bola y la colocamos en una bandeja de horno sobre harina espolvoreada, rociamos con un poco de agua la masa, cubrimos con un papel plástico y dejamos fermentar por 20 minutos en un lugar templado hasta que doble su volumen.

Barnizamos con huevo y pegamos los "huesitos" reservados. Horneamos a 180°C por 25 a 30 minutos, con calor inferior y colocando una taza de agua en el horno. Si empieza a dorarse antes de cocerse la masa, cubrimos con papel aluminio el pan.

Una vez horneado, espolvoreamos con azúcar.


Y este es el Altar de Muertos que tiene puesto en el bar de su marido.

¿¿No os parece una forma muy bonita de recordar a los seres queridos que ya no están con nosotros??

Y por último, quiero hacer un llamamiento a aquellos que aún no me habéis enviado una receta, a mis seres queridos que sí que están aquí y pueden cocinar, de hecho muchos lo hacéis de maravilla cuando os ponéis. Quiero más recetas vuestras para esta sección, para ello he creado la Plataforma "En busca de la receta de aquel amigo que se hace de rogar"... yo de ti no pertenecería a ella.... jajajajaja