Blogging tips

lunes, 11 de enero de 2016

MATAMBRE A LA PIZZA... lo que no mata engorda

Ya estoy aquí, ya he vuelto. Despues del atracón que nos hemos pegado estas Navidades, ahora toca cuidarse un poco, hacer más ejercicio y cocinar recetas sanas... lo sé, soy consciente y por eso os pido perdón por lo que estoy a punto de hacer, jeje. Pero es que esta receta tenía que salir sí o sí, que ya nos conocemos todos y se me junta el post-navidad con la operación bikini. 

Últimamente miramos con lupa todo lo relacionado con la alimentación, y es que resulta que muchas de las cosas que comemos, respiramos y hacemos o engorda o es cancerígeno, o ambas cosas a la vez. Recuerdo cuando yo era pequeña que mi madre nos daba pescado blanco, porque el azul tenía mucha grasa y era perjudicial, que bebíamos mucha leche porque el calcio nos ayudaba a estar fuertes y sanos y que el aceite de oliva cuanto menos, mejor. Unos años después, la cosa ha cambiado radicalmente. Ahora lo bueno es consumir pescado azul (siempre que no sea enlatado), la leche ni tiene tanto calcio como nos hacían creer ni es tan saludable y el aceite de oliva es digno de llevar a los altares.  No quiero pensar qué dirá la generación futura sobre nuestros alimentos sanos de hoy en día.

Una cosa es segura, lo más sano es comer de todo, pero en su justa medida. Yo ya os he comentado alguna vez que mis hábitos alimenticios están cambiando y ahora procuro comer mucha más verdura y fruta, y bajar el consumo de carne. Pero eso no significa que la vaya a eliminar completamente. Y como muestra, os traigo este matambre que quita el sentido.

Hace poco, mi compañera y amiga Majo fue a comer a casa de una familia argentina y le hicieron este matambre a la pizza con el que soñó durante días. Así que yo, que soy una antojadiza, me decidí a probarlo.



Si vivís en España, el matambre lo podéis encontrar con el nombre de falda de ternera o aquí en Catalunya le llaman “el tall que es pela” y el de cerdo, me comentó el carnicero que no es otra cosa que el famoso secreto. En otros países, no sé exactamente como lo llaman, pero tan fácil como buscar en San Google, patrón de los ignorantes, jeje.  Si os decidís por hacer la receta con matambre de cerdo, no hará falta ablandar la carne (tiernizar le llaman en Argentina), pero con la ternera ese es un paso primordial para el éxito de esta receta. Por supuesto que nunca será lo mismo que hacerlo con carne argentina o hecha a las brasas de una buena parrilla, pero os puedo asegurar que el horno es una buena alternativa.

MATAMBRE A LA PIZZA

INGREDIENTES
 
Para ablandar (tiernizar) la carne
1 matambre de 1 kg
Leche (cantidad necesaria para cubrir)
Pimienta en grano
Hierbas al gusto
1 pastilla de caldo
Ajos

Para terminar el matambre a la pizza
Salsa de tomate (casera o comprada)
Queso mozzarella
Jamón dulce (otra opción sería ponerle bacon o tocino)
Aceitunas (opcional)
Pimiento rojo asado (opcional)
Rúcula (opcional)


PREPARACIÓN
Ablandamos la carne (tiernizar la carne)
Desgrasamos la carne pero no demasiado, dejaremos un poco de la grasa porque eso le dará un toque muy rico. La colocamos en una fuente de horno que tenga paredes altas, pues vamos a cubrirla de leche. Lo ideal es que la carne esté estirada, pero si no nos cabe, la podemos poner doblada por la mitad. En un cazo ponemos la leche con las hierbas, la pimienta, la pastilla de caldo y el ajo picado, o machacado. Llevamos a fuego hasta que esté a punto de ebullición. Echamos la leche encima del matambre. Este tiene que quedar casi sumergido en la leche. cubrimos con papel film y dejamos reposar mínimo hora y media, pero mejor aún toda la noche.


Precalentamos el horno a 100ºC. Metemos la fuente con el matambre y la leche y horneamos de hora a hora y media a temperatura baja. Dependerá de la cantidad de carne que tengamos. Para asegurarnos de que está tierno, podemos cortar un poco de una esquina.


Fuente para ablandar la carne: http://www.paulinacocina.net/matambre-tiernizado-al-horno/1945

Para terminar el matambre a la pizza
Una vez está el matambre tierno, le retiramos el líquido y lo secamos un poco con papel de cocina. Lo ponemos en una fuente de horno y encima le vamos colocando todos los ingredientes que hayamos elegido para hacer la pizza (yo excepto la rúcula). En mi caso elegí estos, pero eso es a gusto de cada uno. Horneamos en horno precalentado a 200ºC durante 15 a 20 minutos, o hasta que el queso se haya fundido completamente.




Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo



O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce