Blogging tips

lunes, 2 de noviembre de 2015

PASTEL DE SUSHI... una forma diferente de comer sushi

Una de las entradas saladas de mi blog  que tiene más visitas es el Sushi para principiantes. Varias personas me han escrito para decirme que, gracias a ese post, se atrevieron a prepararlo y la mayoría se quedó asombrada de lo fácil que es hacerlo. La verdad es que es de ese tipo de recetas que parecen de una elaboración mucho más complicada de lo que en realidad es. Lo bueno de hacer sushi casero es que lo puedes hacer con los ingredientes que más sean de tu agrado, si no te gusta el pescado crudo puedes substituirlo por el ahumado, y en el caso del marisco, darles un golpe de cocción. Para que nadie se quede sin probar esta delicia gastronómica que cada vez está ganando más adeptos. 

Esta vez, os he querido traer una receta que, aunque sencilla, no deja de ser original y muy versátil: un pastel de sushi. Ideal para aquellos a los que aún no os convenza demasiado el alga nori, ya que podéis prescindir totalmente de ello. Yo hoy os traigo la versión individual, pero podéis hacer la misma preparación en formato pastel y queda genial.


Hoy no os voy a enseñar a cocer el arroz para el sushi, pues en la entrada de Sushi para principiantes os lo explico todo, desde cocer el arroz en olla o con Thermomix, hasta hacer el vinagre para aliñarlo, si queréis ver la receta os dejo el link en la parte de los ingredientes. 

Los ingredientes son a vuestro gusto, yo os pondré aquí los que yo utilicé. El secreto para que quede genial y no se nos desmorone al cortarlo es aplastar bien los ingredientes cada vez que pongamos una capa. También es conveniente dejarlo un mínimo de dos horas en la nevera antes de servirlo, pero lo ideal es hacerlo desde la noche anterior. Si lo hacéis en formato grande, para cortarlo en porciones, utilizad un cuchillo bien afilado que no sea de sierra y, para facilitaros la tarea, podéis humedecer un poco el filo del cuchillo con agua o con el aliño del arroz que os haya sobrado.


No os pongo cantidades ya que estas son a ojo, dependerá de la cantidad y el tamaño que queráis hacer vuestro pastel
Arroz preparado ya con su aliño para sushi (elaboración aquí
Alga nori
Pasta de wasabi
Mahonesa
Salsa de soja
Aguacate
Pepino
Surimi
Langostinos cocidos
Salmón ahumado en dados

PREPARACIÓN


Cortamos en trozos pequeños el surimi y los langostinos y reservamos en un bol. En un cuenco mezclamos mahonesa con un poco de la pasta de wasabi. Para saber si tenemos que añadir más cantidad vamos probando la mezcla hasta que la encontremos a nuestro gusto. Añadimos esta mahonesa al bol donde teníamos reservado el surimi y los langostinos y mezclamos. Otra opción sería triturarlo todo, mahonesa con wasabi, langostinos y surimi, en una picadora y hacer como una pasta, eso es a vuestra elección.
Asimismo cortamos el aguacate, el pepino y el salmón.


Cuando ya tengamos todos los ingredientes preparados, comenzamos con el montaje. Aunque no lo veáis en la foto, le puse una lámina del alga en la base y, aunque mi intención era intercalar otra en medio del pastel, se me olvidó hacerlo, pero os dejo la idea porque seguro que quedará muy bien de esa manera. 
El orden es alga, arroz, marisco con mahonesa, aguacate, alga (esta es la que se me olvidó), arroz, salmón, pepino y terminamos con arroz. Yo por último lo decoré con unas semillas de sésamo y un poco de los ingredientes que utilicé en el relleno y que había reservado para la decoración.

Consejos a tener en cuenta:

- Para hacerlo en formato individual yo usé un aro de emplatar, pero también lo podéis hacer en moldes individuales o, si lo hacéis en formato tarta, en un molde más grande. Sólo tened en cuenta que si no es desmoldable, sería conveniente poner un papel film para un mejor desmoldado.
- Durante el montaje del pastel, tened a mano un bol con agua y aliño de arroz para mojarnos las manos y poder manipular mejor el arroz.
- No os olvidéis de apretar bien entre capa y capa para un mejor prensado de la tarta. 
- No cortéis el pepino y el salmón tan gordo como lo hice yo, hacedlo más pequeño para que se integre mejor en el pastel.
-  Como os he dicho en la introducción, también es conveniente dejarlo un mínimo de dos horas en la nevera antes de partirlo, mejor aún desde la noche anterior.
- Si lo hacéis en formato grande, para cortarlo en porciones, utilizad un cuchillo bien afilado que no sea de sierra y, para facilitaros la tarea, podéis humedecer un poco el filo del cuchillo con agua o con el aliño del arroz que os haya sobrado.
- Podéis servirlo con salsa de soja y mahonesa con wasabi, o también podéis poner la pasta de wasabi a un lado y que cada uno se la añada a la salsa de soja o a la mahonesa, según su preferencia. 


Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo



O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce