Blogging tips

miércoles, 9 de abril de 2014

CORBATAS DE UNQUERA... toc, toc ¿hay alguien ahí?

Últimamente no tengo muchas ganas de cocinar. A pesar de que es una cosa que me gusta mucho, paso rachas en las que cocinar se convierte en algo necesario para subsistir… simplemente eso. Ni siquiera el blog me motiva, aunque he de confesaros que, desde que quité la opción de comentarios en mi blog, ya no es lo mismo. Vivo más tranquila, eso es verdad, pero echo de menos el tener una relación más directa con todos vosotros. Aunque aún recibo algún que otro email, y las visitas tampoco me han disminuido, cosa que me da una gran satisfacción, reconozco que hay veces que me da la sensación de estar hablando sola, jajaja. A pesar de todo, por ahora no contemplo el volver a activarlos. Me da mucha pena no poder responderlos, ni devolver visitas, pero ya veremos más adelante. Aún así, os recuerdo que os seguiré contestando por email y por Facebook. 

Comentada mi pereza, no es de extrañar que la receta que os presento hoy sea tan fácil y con tan pocos ingredientes. Hace una semana, al limpiar la nevera, me di cuenta de que tenía una lámina de hojaldre, a punto de caducar, y unas claras de huevo, y de repente me acordé de esta fantástica receta que ya había hecho alguna vez, pero que aún no tenía publicada. Así que, con máquina de fotos en mano, me dispuse a preparar estas deliciosas corbatas, un producto típico de la repostería de Cantabria.



CORBATAS DE UNQUERA


- 1 lámina de hojaldre
- Glasa, hecha con 1 clara de huevo, 150 gr de azúcar glass y 1/2 cucharadita de zumo de limón: Para preparar la glasa, en un bol batimos con un tenedor la clara de huevo y le vamos añadiendo el azúcar glass y por último el zumo de limón, hasta conseguir una consistencia no demasiado líquida.
- Un puñado de almendras crudas, las mías laminadas, que son las que tenía en casa, y hemos quedado que era una receta de aprovechamiento, pero podéis usar también troceadas.

****

1. Cortamos la lámina de hojaldre en rectángulos.
2. Los retorcemos un par de veces por el medio.
3. Le ponemos en los extremos un poco de glasa, la forma más fácil de ponerla es con un pincel, y encima las almendras.
4. Ahora puedes elegir entre pintarlas con un poco de yema de huevo, para darles color, o como en mi caso con un poco de la glasa para darles sabor por en medio. Tú decides.
Horneamos a 200º C en horno precalentado durante 10 minutos.

El tiempo de horneado es orientativo.


Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce