Blogging tips

miércoles, 20 de junio de 2012

PAVLOVA CON CREMA AL CHOCOLATE BLANCO Y FRUTAS... Segundo Desafío en la Cocina

Por fin llegó el día 20 y con él, el Segundo Desafío en la Cocina. Y qué ganas tenía de que llegara...

Este mes me tocó a mí lanzar el guante y proponer el reto, esta vez dulce, y os puedo asegurar que fue toda una odisea. El caso es que el día 1, que es el día que proponemos, yo me encontraba (cómo seguramente muchos sabréis, pues llevo tres entradas hablando de eso.. jeje) ¡¡en pleno crucero!! Pero ¿qué queréis que os diga? yo ya me había comprometido y una palabra es una palabra, aunque ésta te salga cara... Así que a riesgo de que mi marido me tirara por la borda y con el wifi marítimo más caro que el kilo de caviar ruso, me dispuse a enviar mi Desafío Dulce: La Pavlova.


Hace aproximadamente mes y medio, me senté al lado, en una comida en Tarragona, de Ana Mª. Y ¿a qué no adivináis de qué hablamos durante el transcurso de dicha comida?... pues sí, ¡¡de recetas de cocina!! (si es que la cosa es de formación profesional, jeje). El caso es que ella tiene una hija en Australia y fue la que me animó a probar este postre. Me comentó que en su casa cada vez que lo hace triunfa y me explicó la receta, su textura... en fin, ¡¡que casi me sienta mal la tarta de manzana que me estaba comiendo yo!! jaja. Me lo metió en la cabeza de tal manera, que estaba esperando la ocasión para prepararla... y la oportunidad se me presentó en forma de desafío!!

Muchas gracias Ana Mª, pues es una tarta deliciosa, ligera (aunque penséis que es pesada os tengo que decir que para nada) y preciosa.

Comentaros que al final de la receta os pondré el enlace para que podáis visitar el blog que hemos creado de Desafío en la Cocina y así veréis las distintas propuestas de mis compañeras.... ¡¡seguro que os encantarán!!


La historia de este postre cuenta que se preparó en honor a la bailarina Anna Pavlova en 1926. El cocinero quiso un dulce que se pareciera a ella, blanco, ligero y delicado. Y desde luego, lo consiguió. Lo que no se sabe a ciencia cierta es de dónde es originaria la receta, ya que la reclaman como propia en Nueva Zelanda y en Australia. ¡¡Yo lo dejo en empate!!

La tarta consiste en una base de merengue horneada, con una textura crujiente por fuera, pero cremoso y aireado por dentro. Una vez horneado se cubre con nata (o chantilly), crema o con una mousse y se corona con frutas.

Yo he escogido hacerlo con una crema al chocolate blanco que ha hecho las delicias de mi marido. Para decorar le puse frutos rojos y kiwi, un acierto ya que le va genial ese toque ácido con el dulzor del merengue y la crema.

¡¡Vamos al lío!!

PAVLOVA CON CREMA AL CHOCOLATE BLANCO Y FRUTAS

INGREDIENTES
- Merengue (los ingredientes para el merengue más abajo)
- Crema al chocolate blanco (los ingredientes para la crema más abajo)
- Una tableta de chocolate blanco para deshacer y pincelar el hueco de la Pavlova (es opcional)
- Frutas variadas (yo usé fresas, kiwis, grosellas, frambuesas y moras) 

INGREDIENTES PARA EL MERENGUE
4 claras
200 gr de azúcar (si lo haces con varillas que el azúcar sea glass)
1 cucharadita de vinagre de vino, frambuesa o manzana
1 cucharadita de maizena
1 pellizco de sal

INGREDIENTES PARA LA CREMA AL CHOCOLATE BLANCO
200 gr de leche condensada a temperatura ambiente
300 gr de leche
a temperatura ambiente
4 yemas a temperatura ambiente 
40 gr de maizena
1 ó 2 cucharaditas de azúcar vainillado
25 gr de mantequilla
100 gr de chocolate blanco


PREPARACIÓN DE LA PAVLOVA Con Thermomix
Comenzamos preparando el merengue la noche anterior.
Vais a ver que la explicación del merengue es muy larga. Sé que hay mucha gente que le cuesta hacer merengue en la Thermomix, así que aquí tenéis una serie de pautas que os va a ayudar a conseguir un merengue perfecto.
PREPARACIÓN DEL MERENGUE
Precalentamos el horno a 150º
Antes de comenzar con la preparación del merengue, nos aseguraremos de que las claras estén a temperatura ambiente (un mínimo de media hora antes de comenzar con la receta) y pesaremos el azúcar que reservaremos. Con el vaso y las cuchillas muy limpios y secos (puedes pasarle un papel con vinagre para asegurarte de que no tenga restos de ninguna grasa), ponemos la mariposa en las cuchillas e incorporamos las claras con la sal. Programamos 4 minutos a velocidad 3. Muy importante que pasados los primeros segundos, y cuándo veamos que ya no salpica quitar el cubilete, ya que lo que necesitan las claras es aire.
Con la máquina en marcha y en velocidad 3, vamos incorporando poco a poco el azúcar. Yo lo hago poniendo el azúcar en la tapadera de la Thermomix y voy empujándola poco poco hacia dentro del vaso. Una vez terminado, disolvemos la maicena en el vinagre y seguimos batiendo en la misma velocidad y, muy poco a poco lo vamos añadiendo.
Seguimos batiendo en velocidad 3 unos minutos más.
Mientras preparamos una bandeja de horno forrada con papel de hornear y dibujamos un círculo con lápiz del diámetro que queramos hacer nuestra Pavlova (yo después le doy la vuelta al papel ya que no me gusta que el dibujo tome contacto con el merengue, pero eso ya son manías) echamos la mitad sobre el círculo dibujado y lo vamos extendiendo hasta cubrirlo (el círculo lo único que hará es de plantilla para que nos quede con forma redonda). con una cuchara colocamos el resto de merengue en los bordes y vamos formando un nido grande en el centro, a modo de cesta. Se hornea 10 minutos 150º, y después a 100º durante 1 hora aproximadamente, dependerá de horno. Yo lo pongo en la bandeja de abajo para que no se me tueste demasiado.
Apagamos el horno y dejamos enfriar la pavlova dentro con la puerta entreabierta. Yo lo dejo toda la noche. 
Nos quedará seco por fuera pero por dentro esponjoso.

PREPARACIÓN DE LA CREMA AL CHOCOLATE BLANCO
Echamos todos los ingredientes de la crema en el vaso, excepto la mantequilla y el chocolate. Mezclamos 10 segundos a velocidad 5. Colocamos la mariposa y programamos 10 minutos, temperatura 90º, velocidad 2. Añadimos la mantequilla a trocitos y mezclamos unos segundos más a velocidad 2. Añadimos el chocolate blanco troceado y dejamos que con el calor de la crema se derrita. Reservamos en un bol con papel film, procurando que este toque la crema y no quede ninguna bolsa de aire.

MONTAJE DE LA PAVLOVA
Antes de servir, pincelamos el hueco que hemos dejado del merengue con chocolate blanco fundido (yo lo hago en el microondas a intervalos de 30 segundos, con cuidado de que no se nos queme). dejamos enfriar unos minutos en la nevera hasta que el chocolate se solidifique. Rellenamos con la crema y decoramos con la fruta.

PREPARACIÓN DE LA PAVLOVA Sin Thermomix
Comenzamos preparando el merengue la noche anterior.
PREPARACION DEL MERENGUE
Precalentamos el horno a 150º
Antes de comenzar con la preparación del merengue, nos aseguraremos de que las claras estén a temperatura ambiente (un mínimo de media hora antes de comenzar con la receta) y pesaremos el azúcar que reservaremos. Ponemos en un bol hondo las claras y con varillas eléctricas (o con cualquier otro robot de cocina) las montamos a punto de nieve. Sin dejar de batir, vamos incorporando poco a poco el azúcar, la maizena y el vinagre. Continúa batiendo hasta que todos los ingredientes se integren.
Mientras preparamos una bandeja de horno forrada con papel de hornear y dibujamos un círculo con lápiz del diámetro que queramos hacer nuestra Pavlova (yo después le doy la vuelta al papel ya que no me gusta que el dibujo tome contacto con el merengue, pero eso ya son manías) echamos la mitad sobre el círculo dibujado y lo vamos extendiendo hasta cubrirlo (el círculo lo único que hará es de plantilla para que nos quede con forma redonda). con una cuchara colocamos el resto de merengue en los bordes y vamos formando un nido grande en el centro, a modo de cesta. Se hornea 10 minutos 150º, y después a 100º durante 1 hora aproximadamente, dependerá de horno. Yo lo pongo en la bandeja de abajo para que no se me tueste demasiado.
Apagamos el horno y dejamos enfriar la pavlova dentro con la puerta entreabierta. Yo lo dejo toda la noche. 
Nos quedará seco por fuera pero por dentro esponjoso.

PREPARACIÓN DE LA CREMA AL CHOCOLATE BLANCO
Ponemos todos los ingredientes en un cazo a fuego lento, excepto la mantequilla y el chocolate, con cuidado de que no hierva y sin dejar de remover, hasta que coja el cuerpo de una crema. Añadimos la mantequilla a trocitos y mezclamos unos segundos. Añadimos el chocolate blanco troceado y dejamos que con el calor de la crema se derrita. Reservamos en un bol con papel film, procurando que este toque la crema y no quede ninguna bolsa de aire.

MONTAJE DE LA PAVLOVA
Antes de servir, pincelamos el hueco que hemos dejado del merengue con chocolate blanco fundido (yo lo hago en el microondas a intervalos de 30 segundos, con cuidado de que no se nos queme). dejamos enfriar unos minutos en la nevera hasta que el chocolate se solidifique. Rellenamos con la crema y decoramos con la fruta.

Aquí os dejo una foto para que veáis el corte. Os puedo asegurar que no le hace justicia.


Cuando el pasado 20 de Mayo os daba a conocer el Primer Desafío en la Cocina con la receta de la lasaña, poco nos podíamos imaginar que tuviera tan buena acogida entre los demás blogs. Para este Segundo Desafío se nos han añadido 10 blogs más, por lo que nos hemos visto obligadas a abrir un blog exclusivamente dedicado a subir las recetas de los desafíos mensuales.

Así que si te has quedado con ganas de ver más Pavlovas, ya lo sabes... pincha en la imagen y disfruta!!


¡¡ÚNETE AL DESAFÍO!!