Blogging tips

martes, 10 de agosto de 2010

MARCHANDO UN TROZO DE SACHER PARA EL CIELO…

A mi amiga Laura, porque allá dónde estés, seguro que lo estás iluminando con tu sonrisa.

La tarta Sacher es, como todos seguramente sabréis, una tarta de chocolate típica de Austria. Para los más puristas sobre esta materia, consiste en un bizcocho de chocolate relleno con una fina capa de mermelada de albaricoque y recubierto con un glaseado de chocolate negro por encima y los lados. Esta cobertura permite que se conserve períodos largos. Como única decoración presenta la palabra Sacher escrita también con chocolate.

A mí, personalmente, como más me gusta es con mermelada de fresa, frambuesa o similar. La suelo escoger muchas veces como tarta de cumpleaños, pues el chocolate gusta a casi todo el mundo, además al no llevar nata ni crema, se conserva bien fuera de la nevera… que, según la cantidad de invitados, la susodicha no me cabe en el combi ni con calzador.

Como he puesto en el título, esta receta se la dedico a mi amiga Laura que tristemente falta de nuestro lado desde hace poquito… Recuerdo que ésta era una de sus tartas preferidas. Además tengo una anécdota al respecto y es que la primera vez que preparé una Sacher fue para un cumpleaños suyo… yo era tan novata por entonces en esto de la repostería que hice la cobertura de chocolate… sólo con chocolate. Resultado: Tuvimos que cortar el pastel… CON UN CUCHILLO DE SIERRA... el pitorreo duró meses.

Receta tomada de Foro MundoRecetas.com
Ingredientes.
Para el bizcocho (para un molde de 22 cm):
- 50 g. de caco puro
- 130 g. de harina.
- 1 cucharadita de azúcar vainillado.
- 1 sobre de levadura Royal.
- Un pellizco de sal
- 160 g. de azúcar.
- 120 g. de mantequilla.
- 4 huevos.
Para el relleno: 
- Mermelada de naranja, fresa, frambuesa o albaricoque.
Para el almíbar:
- 100 gramos de azúcar.
- 1 Vaso de vino de agua.
- Ron.
Para la cobertura:
- 200 gramos de chocolate fondant.
- 200 ml. de nata líquida.
- 75 gramos de mantequilla.

Preparación: 
Precalentar el horno a 180º
Poner en el vaso bien seco, la harina, el cacao, la levadura, el azúcar vainillado y la sal.
Pulverizar durante 20 segundos en velocidad máxima.
Verter en un cuenco y reservar.
Poner la mariposa en las cuchillas y agregar los huevos y el azúcar.
Programar 5 minutos, 37º, velocidad 3 1/2, cuando termine el tiempo, repetir la operación pero sin temperatura.
Mientras tanto, engrasar y enharinar un molde alto de 22 cm. de diámetro.
Cuando termine el tiempo de la TH, añadir la mantequilla (mejor sacarla un poco antes de la nevera) y la mezcla de harina y cacao que tenemos preparada y mezclar todo 4 segundos en velocidad 1.
Terminar de mezclarlo todo con la espátula, quitando la mariposa y con movimientos envolventes y suaves.
Verter la mezcla en el molde que tenemos preparado e introducirlo en el horno previamente precalentado a 180º durante 25 minutos aproximadamente, pinchar en el centro para comprobar que está cocido, la aguja tiene que salir limpia.
Desmoldar sobre una rejilla y dejarlo enfriar.
Una vez frío, cortarlo por la mitad horizontalmente..
Bañarlo con el almíbar con la ayuda de una cuchara. (poner en el vaso el agua y el azúcar, programar 10 minutos, 100º, velocidad 1, una vez haya terminado, añadir el licor y mezclar).
Rellenar con la mermelada.
Cubrir con la cobertura de chocolate y dejar enfriar durante unas horas antes de proceder a la decoración..

Preparación de la cobertura: Poner la nata en el vaso y programar 5 minutos 100º velocidad 1, cuando comience a hervir, sin parar la máquina pero sin temperatura, echar el chocolate en trocitos por el bocal para que se vaya derritiendo, una vez derretido, agregar la mantequilla y con cuidado vaya aumentando la velocidad para que quede todo bien mezclado, esta preparación la tiene que poner sobre el bizcocho cuando aún esté caliente, ya que es la forma de que quede toda la superficie lisa. 

Para que la cobertura salga perfecta, lo primero que hago es forrar con tiras de papel de aluminio alrededor de la base de la bandeja en la que voy a hacer la presentación y echo la cobertura (aunque se desperdicia un poco más de chocolate evitas el desastre del traspaso).

NOTA ACLARATORIA: He recibido varias consultas vuestras de que el bizcocho no os sube suficientemente para cortarlo por la mitad. La medida ideal del molde para este bizcocho es de 22 cm. Si el vuestro es más grande, podéis optar por hacer una y mitad o el doble de la cantidad que se refleja.
Yo, para la tarta que se ve más abajo del 40, por ejemplo, tripliqué las cantidades.
Otro de los motivos por los que a lo mejor no os sube bien la masa es porque habéis mezclado en el último paso demasiados segundos con la mariposa. Són sólo 4 segundos. Después hay que quitar la mariposa y con una espátula terminar de mezclar delicadamente.

Por cierto.. hablando de cumples... ¡¡FELICIDADES, PRIMO JAVI!! Ya sabes que aunque no te lo diga a menudo... TE QUIERO UN MONTÓN.

A continuación os pongo dos ejemplos de Sachertorte disfrazada de tarta de cumpleaños:

Esta tarta de cumpleaños se la hice a mi amigo Alex, antes de que se fuera a Chile… un beso guapo, para ti y para tus papis… os echamos de menos.

Esta tarta fue para mi amigo Dani…¿ a ver si adivináis cuántos años hacía? je, je Nos lo pasamos genial en su fiesta sorpresa de cumpleaños… hay que repetirlo.