TARTA DE LECHE CONDENSADA Y CHOCOLATE

La semana pasada fue el cumpleaños de mi padre, así que este fin de semana, indudablemente, tocaba tarta de postre. Buscando una receta que le pudiera gustar, di con esta tarta... con lo goloso que es no me cabía la menor duda de que le iba a encantar, y a mi hijo, que ha salido al abuelo, aún más, jajaja.


Se trata de un delicioso bizcocho de chocolate con una mousse de gelatina de leche condensada y para finalizar una cobertura de chocolate. Como podéis apreciar en la foto, a mí la mousse se me filtró por los lados del molde y a simple vista no se apreciaba el bizcocho, así que la sorpresa se la llevaron en el corte, jeje. 

La verdad es que creo que igualmente quedó preciosa, pero si lo que quieres es que por fuera se vea la capa del bizcocho, mi consejo es que montes la tarta con un aro ajustable, ya que el bizcocho tiende a encoger un poco una vez frío y si lo haces en el mismo molde que lo horneaste, se filtra el preparado de la mousse. 


Y os voy a ser sincera, aunque la tarta está deliciosa, eso no cabe la menor duda, no os esperéis que se aprecie mucho la leche condensada en el sabor de la tarta. Yo diría que más bien es como una tarta de mousse de nata y chocolate, o al menos eso me pareció a mí. Eso sí, en contrapartida os diré que no es nada empalagosa, por lo que dejaréis satisfechos tanto al goloso como al que no lo es tanto.

TARTA DE LECHE CONDENSADA Y CHOCOLATE
2 huevos
60 gr de azúcar
50 gr de harina de repostería
10 gr de cacao puro en polvo
1 pellizco de sal
100 gr de café para mojar el bizcocho

250 gr de nata para montar 
370 gr de leche condensada
7 hojas de gelatina
2 claras de huevo
1 pellizco de sal
 4 gotas de zumo de limón

100 gr de nata para montar
 100 gr de chocolate fondant en trozos

PREPARACIÓN
Con Thermomix y tradicional
Primero preparamos el bizcocho:
Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos un molde desmontable. Yo utilicé uno de 20 cm pero también podéis usar uno un poquito más grande, simplemente la tarta os quedará más bajita.
En un bol batimos bien los huevos con el azúcar hasta que la blanqueen, con Thermomix colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos los huevos y el azúcar. Programamos 3 minutos, temperatura 37ºC y velocidad 3. Seguidamente, programamos otros 3 minutos, a velocidad 3, sin programar temperatura.
Añadimos la harina, el cacao puro en polvo y la sal y mezclamos con la espátula con movimientos envolventes hasta que no queden grumos, con Thermomix mezclamos durante 6 segundos, a velocidad 2, quitamos la mariposa y terminamos de mezclar con la espátula con movimientos envolventes.
Echamos la mezcla en el molde y horneamos de 10 a 15 minutos minutos a 180ºC. El tiempo dependerá de nuestro horno y de la medida elegida del molde, por lo que cuando pasen 10 minutos abriremos el horno y pincharemos con un palillo, si sale limpio es que ya está hecho.
Una vez horneado, dejamos enfriar dentro del molde. Lo mojamos con el café y reservamos.
 
Preparamos el relleno:
1. Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en un bol cubiertas con agua fría durante 10 minutos.
2. Vamos a empezar montando las claras, por lo que os recuerdo que todos los utensilios usados deben estar bien limpios de grasa. En un bol echamos las claras de huevo, la sal y las gotas de limón y las montamos con una batidora de varillas, con Thermomix colocamos la mariposa en las cuchillas y vertemos las claras de huevo con la sal y las gotas de zumo de limón. Programamos 4 minutos a velocidad 3. Cuando haya pasado el primer minuto y ya no salpiquen, podemos quitar el cubilete para que entre aire y monten mejor. Reservamos.
3. Lo siguiente será montar la nata, aquí os voy a dar un consejo, y es que no la montéis tanto como yo, ya que os va costar mucho luego integrarlo todo, tiene que estar montada pero sin picos, que quede más bien cremosa. Con Thermomix ponemos la mariposa en las cuchillas, echamos la nata y programamos a velocidad 3½ sin  tiempo, iremos viendo por el bocal la consistencia hasta que veamos cremosa, pero sin picos. Reservamos junto con las claras montadas.
4. En un cazo echamos 100 gr de leche condensada y calentamos durante dos minutos, añadimos las hojas de gelatina hidratadas y muy bien escurridas, mezclamos bien con unas varillas para que la gelatina se disuelva e incorporamos el resto de leche condensada, mezclamos bien. Con Thermomix quitamos la mariposa de las cuchillas y, sin lavar el vaso, echamos 100 gr de leche condensada, programamos 2 minutos, temperatura 100ºC y velocidad 2. Añadimos las hojas de gelatina hidratadas y muy bien escurridas, mezclamos durante 30 segundos a velocidad 4.
Incorporamos el resto de la leche condensada y programamos 30 segundos a velocidad 5.
Si la leche está muy caliente, la dejamos enfriar un poco. Echamos poco a poco en el bol donde tenemos la nata y las claras montadas y vamos mezclando con la espátula con movimientos envolventes, hasta que todo esté bien integrado.
Echamos esta mezcla en el molde, sobre el bizcocho de chocolate y reservamos en el frigorífico durante un mínimo de 4 horas. Yo la tuve toda la noche.



Por último hacemos la cobertura de chocolate:
Una vez cuajada la tarta, haremos la cobertura de chocolate. 
En un cazo ponemos la nata y la calentamos, cuando comience a hervir la apartamos y echamos el chocolate troceado, esperamos un par de minutos y mezclamos hasta que el chocolate se disuelva completamente. Con Thermomix ponemos la nata y programamos 3 minutos, temperatura 100ºC, velocidad 1.
Echamos el chocolate troceado y mezclamos durante 2 minutos a velocidad 3.
Vertemos esta cobertura sobre la tarta y dejamos enfriar durante al menos una hora.

Fuente: Mis Thermorecetas


Ya sólo nos quedará decorarla a nuestro gusto: En mi caso fundí un poco de  chocolate blanco e hice unas líneas encima con el mismo. También aproveché un poco del chocolate que usé para la cobertura y lo fundí e hice una redondita, la cual cubrí con un poco de purpurina dorada comestible y dejé que se solidificara, del mismo modo hice también unas tiras de chocolate y en el otro lado esparcí un poco de almendra crocanti que tenía en casa y le coloqué encima dos bombones de coco Raffaello, a los que le puse un poco de chocolate en la base para que no se movieran cuando transportara la tarta. Todo lo que utilicé lo tenía ya en casa, así que no dudéis en echarle imaginación con las cosas que tengáis en vuestra despensa.

Nos vemos la semana que viene. Y comenzamos con los especiales de Navidad. Como este año no voy a pasar las Navidades en casa y no tengo pensando cocinar, me voy a centrar en regalos comestibles. Muy facilitos y vistosos ¡¡no os lo perdáis!!

Comentarios

  1. Que preciosidad Mabel, esta tan perfecta que parece de pastelería pero ya quisiera alguna tener una tarta así en sus escaparates...Bess

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, guapa... Está hecha con mucho amor, jeje

    ResponderEliminar
  3. Ahora mismo me servía un pedacito, qué digo pedacito, mejor buen trozo de esta tarta rica.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. que pintaza que tiene ¡¡¡¡¡ vamos que sin rechistar me comía una porción ¡¡¡¡ un besazo

    ResponderEliminar
  5. tiene un aspecto deliciosa, me gustan mucho este tipo de tartas y en mi familia son las que más gustan

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno, rico, rico .Me ha encantado tu post, felicidades por tu bloc, tienes cosas muy ricas y interesantes.Elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Que sabrosa receta, sería delicioso prepararlo el fin de semana. Aunque no soy muy buena cocinando, me gusta mucho los postres y los dulces.... Gracias por la receta.


    También te envió esta receta de mi país Perú: Recetas de cocina peruana

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

En estos tiempos que vivimos de prisas y estrés, agradezco de todo corazón que te tomes el tiempo y la molestia de escribirme un comentario. Un millón de gracias. ¡¡Muaaaacccc!!
También os informo de que, lamentablemente, por falta de tiempo, este blog NO SEGUIRÁ CADENAS DE PREMIOS ni similares, aunque os estoy muy agradecida si alguno de vosotros ha pensado en mí para tal concesión.

Entradas populares