Blogging tips

martes, 20 de noviembre de 2012

RISOTTO NEGRO... Séptimo Desafío en la Cocina

O el tiempo pasa muy deprisa, o soy yo que últimamente voy como una moto, pero ya estamos a día 20 y con él llega ¡¡el DESAFÍO!! 

Como ya hicimos el mes pasado, las desafiadoras volvimos a innovar con nuestra propuesta, esta vez salada. Después de estrujarnos las neuronas, una cosa nos quedó clara, este desafío iba a ser Internacional. Después de una dura batalla entre México e Italia, al más puro estilo Mundial de fútbol, al final la vencedora fue la cocina italiana. Dijimos a todos los cocineros del Desafío que eligieran un número, sin que supieran para qué, y ese número iba asignado a una de las tres recetas propuestas: PIADINA, RISOTTO y PASTA AL PESTO. El día 1 descubrimos la sorpresa y enviamos un email con la receta que tocaba a cada blog. El nº 22 tuvo la culpa y el risotto se vino a casa, cual muñeca Chochona de la tómbola. Así que aproveché para hacer un arroz que hacía tiempo tenía en mente... y salió esto!! 

Os puedo asegurar que no quedó ni el cuenco, una rica tulipa de mozzarella y parmesano que le da un toque original y delicioso al plato. Ideal por si queremos pegar el pelotazo cuando tenemos invitados.

E cuando arrivo a casa... 


RISOTTO NEGRO

INGREDIENTES (para 4 personas)
50 gr de queso parmesano
60 gr de chalota
1 diente de ajo 
30 gr de aceite
300 gr de sepia
1/2 vaso de vino blanco
400 gr de arroz de grano redondo (para esta receta usé uno especial para risottos, Riso Arborio de Gallo)
1 cucharada de tinta de calamar
830 gr de caldo hirviendo de pescado o verduras
Sal
12 gambas peladas
100 gr de nata
60 gr de queso parmesamo

Opcional:  podemos decorar el risotto con unas gambas y las patas de la sepia a la plancha, y servirlo con un poco de allioli.

PREPARACIÓN

Con Thermomix
Primero rallaremos el parmesano poniéndolo en el vaso y triturando 10-15 segundos a velocidad 8. Retiramos del vaso y reservamos.
Ponemos la chalota (o cebolla), el ajo y el aceite y trituramos 4 segundos a velocidad 5. Sofreímos 5 minutos a temperatura 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Quitamos el cubilete, y en su lugar ponemos el cestillo para que no salpique.
Incorporamos la sepia (cortada a trozos y limpia) y programamos 6 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Vertemos el vino y programamos 5 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Seguimos sin poner el cubilete, para facilitar la evaporación del alcohol.
Agregamos el arroz y la tinta y rehogamos 2 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Añadimos el caldo hirviendo y la sal (si fuera necesario) y programamos 12 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda, velocidad 1.  Si decidimos ponerle gambas, las echaremos, dos o tres minutos antes de finalizar el tiempo, por el bocal.
Añadimos la nata y programamos 1 minuto, temperatura 90º, giro a la izquierda, velocidad 1.
Echamos en una fuente y añadimos el parmesano rallado. Mezclamos y servimos inmediatamente.


Sin Thermomix
Primero rallaremos el parmesano y lo reservamos.
Picamos la chalota (o cebolla) y el ajo, los echamos  en una cazuela y le añadimos 30 gr de aceite. Sofreímos. 
Cuando veamos la cebolla bastante transparente, agregamos la sepia y rehogamos 5 minutos más. Vertemos el vino y dejamos que evapore el alcohol.
Añadimos el arroz junto con la tinta y seguimos rehogando un poco más. Añadimos el caldo hirviendo y la sal (si fuera necesario). Al hacerlo sin Thermomix, lo ideal es que vayamos echando el caldo poco a poco, conforme el arroz nos lo vaya pidiendo, y removiendo continuamente. Si decidimos ponerle gambas, las echaremos cuando nos quede un par de minutos de cocción.
Añadimos la nata.
Echamos en una fuente y añadimos el parmesano rallado. Mezclamos y servimos inmediatamente.

PARA LAS TULIPAS DE QUESO

En una sartén antiadherente echamos una capa de queso parmesano rallado y/u otro queso al gusto que funda bien. Ponemos en el fuego, sin mover, hasta que el queso se funda y tome color dorado en la base.
Al lado, tendremos preparado un cuenco boca abajo para que nos haga de molde
Con la ayuda de una espátula, retiramos el queso y rápido la ponemos encima del cuenco que tenemos preparado, con la parte dorada hacia arriba. Nos ayudaremos de un trapo para darle la forma con las manos. Este paso lo haremos con cuidado de no quemarnos.
Al enfriarse el queso se endurece y tomará la forma del cuenco.


Si os habéis quedado con las ganas y queréis ver más recetas del Desafío Italiano, sólo tenéis que pinchar aquí.



Y os recuerdo que si tenéis un blog de cocina, que se encuentre activo los últimos 6 meses, y queréis participar en los desafíos, sólo tenéis que mandarnos un mail a cualquiera de las desafiadoras:
A nadie le amarga un dulce (es decir a mí)

El siguiente desafío será el 20 de diciembre, unos días antes de Navidad,  y toca dulce propuesto por nuestra querida Carolina... yo de vosotros, no me lo perdería ¡¡que la cosa promete!!

Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce