Blogging tips

miércoles, 26 de septiembre de 2012

MELOCOTONES CON MASCARPONE Y REDUCCIÓN DE PEDRO XIMÉNEZ

Aunque ya hace unos cuantos días que el otoño ha llegado, la verdad es que la temperaturas no son las típicas de la estación. Aún hace bastante calor, sobre todo en las horas centrales, y siguen apeteciendo cosas fresquitas. De todas maneras, esto puede cambiar (de hecho lo hará) de la noche a la mañana… un día sales en manga corta de casa, con temperaturas de lo más estivales, y al día siguiente parece que el invierno se nos haya echado encima!! El tiempo, como el mundo, está loco… y visto lo visto, no es de extrañar!!

Pues bien, antes de que el otoño se dé cuenta de que ha llegado, y como todavía podemos encontrar buenos melocotones, os traigo esta receta que a rica y sencilla no le gana nadie. Si lo hacéis con invitados, es un postre ideal para quedar como una reina (o un rey), ya que el éxito está asegurado. El único inconveniente que le veo es que, a lo mejor, os cuesta echarlos de casa... a los invitados, digo jeje

La receta la saqué de la revista Thermomix Magazine y llevaba Oporto. Como yo no tenía en casa en esos momentos, pero sí un riquísimo Pedro Ximénez, hice el cambio con un resultado excelente. Vosotros hacedlo con lo que tengáis en casa, eso sí, es imprescindible que los melocotones sean de buena calidad y que no estén demasiado maduros… ¡¡eso marcará la diferencia!!. 


Fuente: Revista Thermomix Magazine nº 47

MELOCOTONES CON MASCARPONE Y REDUCCIÓN DE PX

INGREDIENTES
100 gr de Pedro Ximénez (en la receta original Oporto, tú eliges)

60 gr de azúcar moreno

60 gr de zumo de naranja

4 melocotones 

30 gr de azúcar glas

150 gr de queso mascarpone


PREPARACIÓN

Con Thermomix
1. Ponemos en el vaso el vino, el zumo de naranja y el azúcar moreno y programamos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.
 
2. Mientras tanto, cortamos los melocotones por la mitad  (sin pelar, ya que eso hará que los podamos manipular mejor a la hora de sacar el hueso). Para sacar el hueso, giramos cada mitad en un sentido diferente hasta que las podamos desprender del hueso. Si lo preferimos, ahora los podemos pelar (yo lo hice).
3. Añadimos en el vaso los melocotones y programamos 7 minutos, temperatura Varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.
Sacamos los melocotones del vaso (con cuidado de que no se nos rompan) y dejamos el líquido. Reducimos el almíbar programando 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2 (sin el giro a la izquierda). Quitamos el cubilete para favorecer la evaporación. 

4. Mezclamos en un bol el queso mascarpone con el azúcar glas.
5. Servimos los melocotones con la reducción y el queso mascarpone.



Sin Thermomix
1. Ponemos en el cazo el vino, el zumo de naranja y el azúcar moreno y llevamos a hervir.

2. Mientras tanto, cortamos los melocotones por la mitad  (sin pelar, ya que eso hará que los podamos manipular mejor a la hora de sacar el hueso). Para sacar el hueso, giramos cada mitad en un sentido diferente hasta que las podamos desprender del hueso. Si lo preferimos, ahora los podemos pelar (yo lo hice).
3. Añadimos los melocotones al almíbar y dejamos cocer durante 7 minutos.
Sacamos los melocotones (con cuidado de que no se nos rompan) y dejamos el líquido. Reducimos el almíbar durante 5 minutos más. Sin tapar para favorecer la evaporación. 

4. Mezclamos en un bol el queso mascarpone con el azúcar glas.
5. Servimos los melocotones con la reducción y el queso mascarpone.


También los podríamos hacer con melocotones en almíbar, aunque aviso desde ya que no será lo mismo. En este caso no coceremos los melocotones, sólo haremos la reducción y luego los rellenaremos con la mezcla de mascarpone y azúcar.

Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

jueves, 20 de septiembre de 2012

SOLOMILLO WELLINGTON CON SALSA DE MASCARPONE Y MOSTAZA... Quinto Desafío en la Cocina


Parece que fue ayer cuando os presentaba el Primer Desafío en la Cocina y ¡¡ya vamos por el quinto!! En estos 5 meses, he descubierto que una misma receta puede tener infinidad de colores y matices, dependiendo de quien cocina. He conocido gente maravillosa con la que tengo, sobretodo, un punto de unión común; nuestro amor por la cocina. He disfrutado de la intriga por conocer la receta el día 1, de la necesidad de empaparte de toda la información sobre  ese plato en concreto y de la emoción, cuando llega el día 20, subiendo todas las recetas a la vez y aprendiendo de las versiones que han hecho los demás compañeros del Desafío.

Este mes le tocaba lanzar el guante a La Cocina de Camilni que nos propuso un “Solomillo Wellington”, la salsa la dejaban a nuestra imaginación. Después de investigar por la red sobre la elaboración de este plato, visitando páginas en español, en inglés, en portugués, en italiano, en rumano… he llegado a tres conclusiones importantes:
  •   El Traductor del Google sólo tiene de traductor el nombre. Lo sé, yo lo tengo puesto en el blog, pero es que después de frases tipoCirugía estética en los extremos de la prosciutto mientras rueda para abarcar por completo la carne de vaca”, decidí que la traducción correría por mi cuenta (y eso que para los idiomas soy una patata). Aunque no os lo creáis, la cosa fue a mejor… bueno, excepto para el rumano que me contenté con ver las fotos!!
  •   Puedo asegurar, sin lugar a dudas, que he hecho un máster en “Solomillo Wellington”. No sé exactamente para que me va a servir en un futuro, pero vete a saber, a lo mejor me contratan en la cocina de Gordon Ramsay, dónde hacen este solomillo como en mi casa la sopa en invierno… todos los días!!
  •  Aunque esta receta, originalmente, se hace con solomillo de ternera o de buey, me ha costado encontrar una receta de la misma en España. Aquí casi siempre se hace con Solomillo de cerdo, pero claro, viendo el precio al que está el solomillo de ternera aquí… no me extraña nada!!
Como yo tenía ganas de probar como quedaba con la ternera y en este caso no iba a ser mucha cantidad, ya que sólo era para dos, me decidí a hacerlo así. Tened en cuenta que si no os queréis, o no podéis, gastar tanto (estaba a 42 euros/kg), queda también muy bien con solomillo de cerdo.

Y ahora, sin más dilación, os dejo con la receta...



SOLOMILLO WELLINGTON con salsa de mascarpone y mostaza

Fuente de inspiración: Great food 360º

INGREDIENTES:
500 gr de champiñones (250 gr para la pasta que envuelve el solomillo llamada "Duxelle"y 250 gr para la guarnición)
80 gr de cebolla
2 dientes de ajo
1 tallo de tomillo
30 gr de mantequilla
20 gr de aceite de oliva
1 solomillo de ternera (o cerdo) de aprox 500 gr
Sal y pimienta
5 - 6 lonchas de jamón serrano
2 cucharadas de mostaza (al gusto)
1 plancha de hojaldre
1 huevo batido

Para la salsa de mascarpone y mostaza
180 gr de mascarpone
2 cucharadas de mostaza (al gusto)
2 cucharadas de vino blanco o brandy



PREPARACIÓN:

Primero prepararemos la "duxelle" de champiñones. Para ello en una picadora, o en la Thermomix, pondremos los champiñones, las cebollas, los ajo y el tomillo. Trituramos hasta que quede bien picado. Si lo haces en Thermomix, serán unos segundos a velocidad 10 (ya lo irás viendo), a continuación añadimos la mantequilla y el aceite y programamos 10 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara. Si lo has hecho en picadora normal, en una sartén derretimos la mantequilla junto al aceite y añadimos la mezcla de los champiñones. Cocinamos durante al menos 10 minutos o hasta que se haya evaporado todo el líquido. 
Sazonamos la "Duxelle" y la dejamos enfriar. Es muy importante que esta pasta no tenga nada de líquido, por lo que si vemos que nos ha quedado un poco, lo escurrimos muy bien.


    Ahora, sellamos la carne en una sartén con un poco de aceite, unos minutos por cada lado, hasta que la veamos dorada (no la vamos hacer, sólo es sellarla para que no suelte ningún líquido y no nos moje el hojaldre). Salpimentamos y reservamos.



    Mientras la carne se enfría, ponemos una hoja de papel film, lo suficientemente grande para enrollar el filete. Colocamos las lonchas de jamón serrano encima del plástico y cubrimos con el relleno de champiñones que teníamos reservado. Cuando el solomillo esté frío, lo frotamos con la mostaza y lo colocamos encima de "Duxelle". Enrollamos la carne dejamos reposar en la nevera un mínimo de media hora.



    En una superficie plana, extendemos la plancha de hojaldre y comprobamos que podemos envolver el solomillo de una sola capa. Colocamos el solomillo (sin plástico, no me seáis brutos) en el centro de la placa de hojaldre y recortamos la masa que sobre ( la podemos utilizar para adornar). Echamos un poco de huevo batido en los laterales para que se selle bien y hacemos un paquete. Le damos la vuelta para que la junta quede abajo y con una brocha, pincelamos con huevo batido. Si queremos, con el hojaldre que nos sobró, le podemos hacer unos adornos. En este caso, no nos olvidemos de volver a pasar el pincel con el huevo, para que se dore todo por igual.



    En horno precalentado a 200º, lo horneamos de 20 a 30 minutos, dependiendo de si nos gusta poco o más hecho.

    Mientras se hornea, hacemos la salsa. En una sartén, con un poco de aceite, cocinamos los champiñones de la guarnición, le ponemos sal y un poco de vino blanco y dejamos que se evaporen los líquidos. Reservamos. En la misma sartén que hemos hecho los champiñones, echamos el mascarpone, la mostaza y el vino blanco. Ligamos bien la salsa, sin dejar de remover y dejando que hierva un poco. Si tienes, queda muy bien añadirle un poco de pimienta verde en grano.



     A mí personalmente, no me gusta la carne de ternera sangrante, pero sí un poco rosadita, y precisamente es lo que conseguí. Yo lo tuve 30 minutos, así que si te gusta un poco más cruda, con 20 tendrás suficiente y si te gusta mucho más hecha, pues entonces te recomiendo que le sumes 10 minutos más, pero no te pases... que el solomillo nos ha costado muy caro para que te quede como una alpargata!! jejeje



    Puedes deleitarte con los demás "Solomillos Wellington", en el blog del Desafío en la Cocina. Pincha aquí.

      
    Si tenéis un blog de cocina, que se encuentre activo los últimos 6 meses, y queréis participar en los desafíos, tenéis que mandarnos un mail a cualquiera de las desafiadoras:
    A nadie le amarga un dulce (es decir a mí)

    **********
    Os recuerdo que aún estáis a tiempo de apuntaros para la próxima Kedada en Barcelona el próximo día 20 de Octubre. Si queréis venir, mandadle un correo a tito1972ml@yahoo.es. El plazo es hasta el 5  de Octubre... Os animáis??????


    Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

    mabelladeldulce@hotmail.es

    O en mi página del Facebook 

    https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

    viernes, 14 de septiembre de 2012

    ALBÓNDIGAS CON SEPIA... Concurso Recetas Tradicionales de María

    Sé que a mucha gente, que no es de Cataluña, le sorprende esta mezcla de productos tan típica de nuestra zona. El "Mar i Muntanya" es un estilo de plato elaborado con los mejores productos de nuestro mar, pescados y mariscos excepcionales y de nuestra tierra, hortalizas y carnes magníficas (no en vano, la carne de ternera de Girona tiene su propia denominación de origen). 

    Recetas como el pollo con cigalas, pies de cerdo con gambas y las albóndigas con sepia, son un claro ejemplo de ello. Si nunca los habéis probado, os animo a elaborar cualquiera de estos platos. Veréis qué combinación más rica e interesante.

    Vamos con la receta que, como ya es costumbre en este blog, os explico en sus dos versiones, tradicional y con Thermomix... para que nadie ponga excusas!! jeje


    ALBÓNDIGAS CON SEPIA

    Fuente: Las Buenas Migas

    INGREDIENTES PARA 
    LAS ALBÓNDIGAS:

     
    - 400 gr de carne picada de ternera (también puedes hacer una mezcla con cerdo al 50%)
    - 1 huevo
    - 1 diente de ajo y un poco de perejil picados
    - 3 cucharadas de pan rallado
    - 2 cucharadas de leche
    - 1 pellizco de sal y de pimienta

    - 4 o 5 cucharadas de harina para rebozar las albóndigas



    INGREDIENTES PARA LA PICADA:


    - 5 gr de chocolate negro
    - 1 diente de ajo 

    - 10 avellanas y/o almendras
    - 1 cucharadita de perejil picado (fresco o seco)
    - 1 pellizco de canela molida(no os paséis demasiado con ella, pues predominará el sabor del guiso)
     




    INGREDIENTES PARA EL RESTO DE LA RECETA:



    - 2 sepias medianas
    - 40 gr aceite de oliva
    - 50 gr de guisantes frescos o congelados
    - 1 cebolla

    - 100 gr tomate triturado
    - ½ vaso de vino blanco
    - 500 gr de fumet de pescado o agua con 1 pastilla de caldo (yo utilicé, como veis en la foto, un cacito de caldo de pescado Knorr) 


     


    PREPARACIÓN DE LAS ALBÓNDIGAS:

    Lo primero que hacemos son las albóndigas. Para ello en un recipiente amplio mezclamos todos los ingredientes para la masa. Se forman bolas y se rebozan con la harina.

    Yo tengo un truco para sacar siempre la misma cantidad de masa y es utilizar un sacabolas de helado.  Además ayudará a darle forma a las albóndigas. También es conveniente, aunque no imprescindible,  que dejes reposar unos minutos la masa en la nevera, antes de formar las albóndigas.

    Las doraremos ligeramente en una sartén o cacerola con 8 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio (sólo las doraremos, aunque no estén hechas por dentro, ya que después se acabarán de hacer). Reservamos. 

    Si vamos a hacer el sofrito en Thermomix, las reservaremos en el Varoma (la bandeja de arriba, dónde se terminarán de hacer al vapor).

    RESTO DE PREPARACIÓN:
    Con Thermomix
    1. Echamos el aceite, de freír las albóndigas, en el vaso y complementaremos hasta llegar a 40 gr. Echamos la sepia cortada en trozos medianos y la freímos 10 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda. No ponemos el cubilete para que evapore mejor el líquido. Reservamos. Dejamos el aceite en el vaso y si faltara un poco le añadiremos.

    2. Picamos la cebolla 4 segundos a velocidad 5 y programamos 10 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Añadimos la sepia reservada y el tomate triturado y volvemos a poner 5 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

    3. Mientras, hacemos la picada en un mortero dónde majamos todos los ingredientes, añadiendo un poco de caldo de pescado para ligar la picada.  
    Aclaración: Como se trata de pocos ingredientes prefiero hacerlo en mortero, ya que en la Thermomix corremos el peligro que no nos los triture bien del todo. Si quieres, puedes utilizar la picada fabulosa que te expliqué en esta receta, y que al ser más cantidad (el resto se conserva en un tarro hermético en la nevera) lo podrás hacer sin ninguna dificultad con nuestro querido robot. 

    4. Echamos la picada y el resto de ingredientes, excepto los guisantes, y programamos 35 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Colocando el Varoma encima con las albóndigas. 

    5. Pasado este tiempo, quitamos el recipiente Varoma y lo reservamos. Añadimos los guisantes y ponemos 5 minutos más, temperatura varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda (sin cubilete).

    Lo puedes servir así o, como hago yo, hacer un último chup-chup todo junto, por lo que lo vuelco todo con las albóndigas en la cazuela, dónde las voy a servir, y lo dejo 5 minutos más a fuego bajo-medio.

    Sin Thermomix
    1. En el aceite de freír las albóndigas, echamos la sepia cortada en trozos medianos y freímos hasta que se evapore completamente el agua que pudiesen soltar. Reservamos.
     

    2. Cortamos finamente la cebolla y la añadimos a la cazuela. Sofreímos hasta que la cebolla adquiera un tono transparente. A continuación se añade el tomate triturado y la sepia y se sofríe durante unos 5 minutos a fuego medio. 

    3. Seguidamente añadimos el ½ vaso de vino blanco y el caldo o fumet. Lo dejamos hervir a fuego medio durante varios minutos mientras preparamos la picada. 

    4. En un mortero majamos todos los ingredientes de la picada, añadiendo un poco de líquido de la cazuela para ligarla, mezclamos y la añadimos a la cazuela. Dejamos hervir a fuego medio-bajo, durante unos 10 minutos. 

    5. Añadimos las albóndigas y mantenemos a fuego medio durante unos 20 minutos. En los últimos 5 minutos echamos los guisantes. 
     
     **************

    Con esta receta me presento al concurso de Recetas Tradicionales de mi querida María de Cosicas dulces... y alguna salada. Un encanto de mujer que tuve el gran placer de conocer este verano y que nos cautivó... tanto ella como su preciosa familia.

    Nuestro encuentro... en breve!!! jeje




    Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

    mabelladeldulce@hotmail.es

    O en mi página del Facebook 

    https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

    viernes, 7 de septiembre de 2012

    TACO QUESADILLA PIZZA... toc, toc, se puede??

    Cuando, a principios de verano, Tito de "Complicaciones las justas" me invitó a participar en este evento, que organizaba en el Facebook, no sabía a ciencia cierta si podría acudir a la cita... comenzaba mi periodo de hibernación y me daba una pereza la sola idea de meterme en la cocina, jajaja

    Menos mal que no hay nada que un buen descanso no solucione y al final me decidí a prepararla, con lo rica que está, hubiese sido una lástima habérmela perdido.

    El reto consistía en hacer esta receta de "Closet Cooking"
    y publicarla hoy viernes 7 de septiembre. Podíamos hacer la misma receta que nos propone el blog o hacer nuestra versión, que ha sido lo que he escogido yo.


    TACO QUESADILLA PIZZA

    INGREDIENTES (para 2 Taco-Pizzas)
    Media cebolla
    300 gr carne picada mixta
    1 sobre de sazonador para Tacos (o Burritos)
    4 tortillas de trigo
    Queso rallado para el relleno (al gusto)
    Queso Cheddar rallado para cubrir
    1 tomate en rodajas
    Mezcla de ensalada
    Media cebolla morada
    Guacamole (puede ser comprado, pero si quieres una receta rica, rica, pincha aquí)
    Salsa para Tacos

    PREPARACIÓN
    1. En una sartén sofreímos la cebolla.

    2. Cuando comience a estar transparente,añadimos la carne picada y la continuamos haciendo cuatro minutos más. Escurrimos el exceso de agua.

    3. Añadimos medio sobre de sazonador para Tacos (cuando fui a buscarlo al supermercado dónde siempre lo compro, no quedaba y me traje el de Burritos. Si queréis que os diga la verdad, no sé en qué se diferencian pues apenas se lo he notado).

    4. Le damos unas cuantas vueltas y le ponemos 200 gr de agua caliente (del grifo). Dejamos cocer 15 minutos a fuego medio, sin tapadera para que se evapore el líquido.

    5. Tostamos ligeramente en una sartén un par de tortillas que serán la base de la pizza.

    6. En una bandeja de horno ponemos una tortilla, encima un poco de queso rallado y tapamos con otra tortilla.

    Sobre las dos superpuestas, ponemos la carne, el tomate cortado en rodajas y el queso rallado Cheddar.

    Metemos en el horno a 220º durante 5 minutos o hasta que el queso se derrita.

    7. Una vez la sacamos del horno, la adornamos con la mezcla de ensalada, cebolla morada, guacamole y salsa para Tacos (en la foto la salsa que yo uso).



    Uhmmm qué rica!!!... ya no hace falta que me lo digáis en los comentarios que ya me lo pongo yo, jajaja

    ¿¿¿Queréis un trozo???



    Y hablando de mi querido Tito... no sé si sabéis que está organizando una Kedada en Barcelona para el próximo día 20 de Octubre. Si queréis apuntaros, mandadle un correo a tito1972ml@yahoo.es, el plazo es hasta el 5  de Octubre.

    Quién se anima??? Yo, si consigo colocar el "paquete", seguramente iré... que tengo unas ganas locas de darles a todos un abrazo muy fuerte!!