Blogging tips

viernes, 20 de julio de 2012

BRAZO DE GITANO CON GAMBAS, AGUACATE Y PIÑA... Tercer Desafío en la Cocina

Llegó el día de la publicación del Desafío… y yo de vacaciones!! 


En realidad, aún no me he ido a ningún sitio, eso será el mes que viene, pero sí que le he dado vacaciones a varios componentes de mi casa, como por ejemplo el horno, la vitrocerámica y la Thermomix., jaja… Y para los que se pregunten ¿¿qué come esta en verano?? Os respondo que ensaladas, carne a la parrilla, pescado al microondas, gazpacho “comprado” jejeje… Que sí, que sí, que una blogger cocinera también puede comprar comida precocinada… faltaría más!!

Así que cuando nuestra querida MªLuz, la desafiadora de este mes, nos hizo su Propuesta (esta vez tocaba salado), yo crucé los dedos para que no me viera obligada a reducir las vacaciones de mis queridos “ayudantes”de cocina y pasar así a recortar sus pocos privilegios… al más puro estilo “Rajoyano”…

Cual fue mi alegría, al comprobar que MªLuz  tiene más sentido común que muchos de nuestra clase política y decidió que el Desafío consistiera en un Brazo de Gitano Salado, con la única condición de que no se podía usar el horno!!

Por supuesto, respiré tranquila y me decidí por esta versión, tan rica, fresca y fácil que hasta lo puedes hacer en la terraza de tu casa, tomándote un cóctel o refresco bien fresquito... así da gusto!!  


BRAZO DE GITANO CON GAMBAS, AGUACATE Y PIÑA

INGREDIENTES (No os pongo cantidades, es a ojo, ya que dependerá del tamaño que le queráis dar al Brazo)

- Rebanadas de pan de molde sin corteza (yo usé un pan de rebanada más larga, cómo podéis ver en la foto, y como lo quería pequeño sólo usé dos, si lo hacéis con el normal, tendréis que poner 4,  o 6 si queréis un brazo un poco más grande)

- Para el relleno (podéis cambiar los ingredientes del relleno al gusto)
Salmón ahumado
Gambas cocidas
Atún
Anchoas
Aguacate
Piña
Salsa Rosa o Cocktail (esta vez comprada…por supuesto)

- Para la decoración yo usé
Mahonesa (ahora en verano es mejor utilizarla comprada para evitar posibles sustos… mirad qué bien me viene… jaja)
Huevos cocidos de codorniz (a riesgo de que me llaméis la tonta “del bote”, he de deciros que también lo son…)
Boquerones
Aceitunas
Cebolletas
Mezcla de lechugas varias

PREPARACIÓN 

Una imagen vale más que mil palabras...


TRUCOS Y CONSEJOS:

- Cuando enrolléis el brazo con el papel film, mi consejo es que lo atéis como si fuera un caramelo, lo cojáis por los extremos y lo hagáis rular por la encimera. Eso hará que vuestro brazo quedé más compactado. Ahora toca reservar en la nevera hasta su decoración, yo lo suelo dejar de un día para otro.

- Es importante que el relleno esté jugoso, pero no líquido. Si ponéis algún ingrediente que pueda soltar agua, es mejor que lo cocinéis un poco en la sartén (aunque esté cocido) para evitar que nos moje demasiado el pan.

- En épocas que apetezca más encender el horno o si tenéis invitados y queréis hacerlo más elegante, con un riquísima combinación dulce-salado, podéis sustituir el pan de molde por una plancha de bizcocho. La receta la tenéis aquí, en versión dulce, sólo tenéis que cambiar el  relleno por salado y tendréis un entrante digno del mejor restaurante.


Acompáñalo con una ensalada verde... y túmbate otra vez a la bartola!!


Encontrarás más inspiración de mis compañeros del Desafío en (pincha en la imagen):



Yo sigo en mi letargo... aunque intentaré devolver las visitas!!
Hasta el próximo día 20 que toca Dulce... qué será, será...

Os recuerdo que si tenéis un blog de cocina y queréis participar en los desafíos, tenéis que mandarnos un mail a cualquiera de las desafiadoras:

A nadie le amarga un dulce (es decir a mí)

miércoles, 11 de julio de 2012

TARTA DE PLÁTANO CON CARAMELO Y FROSTING DE MASCARPONE... ¡¡abajo la Operación Bikini!!

Hay veces que adivinamos sabores sin haberlos probado, imaginamos texturas sin llegar a apreciarlas, nos llegan olores que intuímos… y todo eso con una simple foto!!

Eso es precisamente lo que me pasó a mí cuando vi esta tarta en Whole Kitchen... Nunca había empleado el plátano y el caramelo en una tarta y me apetecía mucho hacer la prueba. Os puedo asegurar que mis sensaciones iniciales no iban desencaminadas.


Como lo prometido es deuda para mí, aquí tenéis la tarta con la que vamos a festejar los dos años de mi blog…. y  otros tantos de mi marido (lo siento, no estoy autorizada para deciros la edad, jaja, pero no seáis mal pensados… aún es muuuuuuyyyy jovennnnn)


Y como siempre digo, aunque parezca una elaboración larga, si nos organizamos bien, lo tenemos hecho sin enterarnos. El día antes hacemos el bizcocho y el mismo día el caramelo, los plátanos y el frosting. Así que no hay excusas que valgan… 

Fuentes de inspiración: Whithe On Rice Couple y Cocina con Catalina

TARTA DE PLÁTANO CON CARAMELO Y FROSTING DE MASCARPONE
INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO DE PLÁTANO
Con estas cantidades salen dos bizcochos de 22 cm.
220 gr de nueces picadas
410 gr harina de repostería
1 sobre de levadura en polvo
8 gr de sal
230 gr de mantequilla a temperatura ambiente
500 gr de azúcar
4 yemas de huevo y 2 huevos enteros
100 ml de aceite de girasol

6 plátanos maduros

PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO DE PLÁTANO 
Con Thermomix
Precalentamos el horno a 180ºC.
Engrasamos dos moldes idénticos y los dejamos preparados. Os aconsejo que pongáis papel de hornear en el fondo, para un mejor desmoldado.
En el vaso de la Thermomix ponemos la harina, la levadura y la sal y tamizamos 15 segundos a velocidad 10. Reservamos.
Trituramos las nueces 3 segundos a velocidad 5. Reservamos.

Echamos los plátanos y hacemos puré, 4 segundos a velocidad 4. Reservamos.
Sin lavar el vaso, ponemos la mantequilla a velocidad 4, durante 4 minutos. Añadimos el azúcar y batimos a velocidad 4, 2 minutos más, hasta que la veamos suave y esponjosa.
Bajamos a velocidad 3 y vamos incorporando, por el bocal, las yemas de huevo y los huevos enteros uno a uno hasta que estén integrados.
Continuamos a velocidad 3 y vamos añadiendo el aceite, hasta quedar todo mezclado.
Echamos la mezcla de harina y mezclamos 4 segundos a velocidad 4. Mi consejo es que lo pases todo a un bol grande y lo acabes de mezclar con la espátula, con movimientos envolventes, sin batir.
Incorporamos a la masa, las nueces y el puré de plátano que teníamos reservado.

Dividimos la mezcla entre los dos moldes a parte iguales y horneamos de 45 minutos a 1 hora o hasta que pinchemos y salga limpio. Dejamos enfriar un poco y después desmoldamos los bizcochos sobre una rejilla y dejaremos enfriar totalmente.

Sin Thermomix
Precalentamos el horno a 180ºC.
Engrasamos dos moldes idénticos y los dejamos preparados. Os aconsejo que pongáis papel de hornear en el fondo, para un mejor desmoldado.
En un bol, ponemos la harina, la levadura y la sal y la tamizamos con un colador, para que no hayan grumos. Reservamos.
Picamos las nueces. Reservamos.
En el vaso de la batidora hacemos un puré con los plátanos. Reservamos.
En la batidora, batimos la mantequilla a velocidad media al menos 4 minutos. Añadimos el azúcar y batimos a velocidad media hasta que la veamos suave y esponjosa.
En velocidad baja, vamos incorporando
las yemas de huevo y los huevos enteros uno a uno hasta que estén integrados.
Continuamos a velocidad baja y vamos añadiendo el aceite, hasta quedar todo mezclado.
En la velocidad más baja,
echamos la mezcla de harina y mezclamos unos segundos. Mi consejo es que lo pases todo a un bol grande y lo acabes de mezclar con la espátula, con movimientos envolventes, sin batir.
Incorporamos a la masa, las nueces y el puré de plátano que teníamos reservado.

Dividimos la mezcla entre los dos moldes a parte iguales y horneamos de 45 minutos a 1 hora o hasta que pinchemos y salga limpio. Dejamos enfriar un poco y después desmoldamos los bizcochos sobre una rejilla y dejaremos enfriar totalmente.

Si quieres decorar la tarta con el efecto pétalo, tienes un tutorial en esta web.

INGREDIENTES PARA LA SALSA DE CARAMELO
60 gr de mantequilla sin sal
200 gr azúcar moreno

120 ml nata líquida
1 cucharadita de extracto de vainilla


PREPARACIÓN DE LA SALSA DE CARAMELO
Esta salsa la vamos a hacer sin Thermomix, ya que aconsejan no remover mucho.
En una cacerola derretimos la mantequilla a fuego medio-bajo. Justo antes de que se derrita por completo, agregamos el azúcar moreno, y dejamos cocinar suavemente, removiendo ocasionalmente, hasta que la mezcla caramelice.
Bajamos el fuego un poco y añadimos la nata  líquida (con cuidado pues puede saltar un poco) y vamos batiendo hasta que el líquido sea homogéneo. Bajamos el fuego y cocinamos 7 minutos más, removiendo de vez en cuando.
Ponemos esta salsa en un recipiente hermético y dejamos que se enfríe por completo. La podemos dejar tapada en la nevera hasta un mes.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO
3 plátanos cortados a lo largo o en rodajas
3 cucharadas de mantequilla

PREPARACIÓN DEL RELLENO
En una sartén grande ponemos tres cucharadas de mantequilla a fuego medio. Añadimos las rodajas de plátanos y cocemos hasta que empiecen a dorarse de 1 a 2 minutos. Les damos la vuelta y los cocinamos por el otro lado, de 1 a 2 minutos más.


*** Antes de proceder al montaje de la tarta hacemos el Frosting de Nata y Mascarpone. Yo hice el mismo que para la Red Velvet, ya os dije que me había encantado y que pensaba hacerlo más veces. 
Este frosting lo repetí dos veces para tener suficiente para la decoración. La única variante que hice esta vez, es que sustituí los 250 gr del queso crema (tipo Philadelphia) y puse queso Mascarpone (los 500 gr). Para ver la receta pincha aquí.

MONTAJE
Ponemos una cucharada del frosting de queso en el centro del plato que vamos a servir la tarta, así evitamos que el bizcocho se mueva. Colocamos el primer bizcocho en el plato, pondremos unas tiras de papel de hornear en la base para que no se nos manche. Lo cubrimos con una parte de la cobertura de queso, y ponemos un poco de crema por todo el filo del bizcocho, para que haga de muro cuando pongamos el caramelo. Colocamos las rodajas de plátano sobre la crema de queso y las cubrimos con la salsa de caramelo. Tapamos con el segundo bizcocho. Una vez montada la tarta, la cubrimos toda con la cobertura de queso y daremos una primera capa para que la tarta quede perfectamente uniforme, rellenando todos los huecos. Dejaremos enfriar en la nevera durante al menos unos 20 minutos, antes de proceder a decorar.


Con esta tarta, el blog y yo nos vamos a tomar un descanso estival… hasta septiembre, creo que yo lo necesito más que él. Aunque no desapareceré del todo, ya que acudiré a mi cita mensual cada día 20 con el Desafío en la Cocina,  y durante este mes de Julio, aún estaré dando alguna que otra vuelta por aquí, así que responderé a cualquier duda que podáis tener.

Sed buenos. No cometáis excesos. Os espero a todos a la vuelta… que pasaré lista!!

A partir de ahora, sígueme también por Facebook!!!

jueves, 5 de julio de 2012

POLOS DE YOGURT CON FRUTOS ROJOS... refrescando neuronas.

A mí el calor me atonta... sí, más todavía, jeje (me adelanto a comentarios maliciosos). El aumento de las temperaturas es proporcionalmente opuesto a mis ganas de meterme en la cocina o a encender el ordenador. Por eso cuando vi en el blog de Food and Cook estos polos de yogurt, en seguida se me antojaron. Son tan nutritivos, refrescantes y ricos, que estos que os enseño ya no existen y en su lugar serán reemplazados por otros que tengo en el congelador.


Una de las cosas que más me atrajeron de la receta, es la ausencia de nata, lo que hace que baje considerablemente el aporte calórico del helado... ¡¡fuera remordimientos!!

Para hacerlos, usé los moldes de la marca Silikomart, son tan fáciles de desmoldar y cómodos que en seguida te olvidas de lo caros que son, y es que hay productos por los que vale la pena rascarse un poco los bolsillos!!


Fuente: Food anc Cook

POLOS DE YOGURT CON FRUTOS ROJOS

INGREDIENTES
375 gr de yogurt natural (yo griego)
100 gr de azúcar blanca
20 gr de azúcar morena
240 ml de agua
1 cucharada de miel
1 cucharadita de zumo de limón

PREPARACIÓN
Primero vamos a preparar un almíbar, para ello ponemos a hervir un cazo con el agua y los dos tipos de azúcar a fuego medio. Cuando comience a hervir y el azúcar se haya disuelto, retiramos. Si lo deseas, puedes hacerlo con Thermomix programando 10 minutos, temperatura varoma, velocidad 2. Nos quedará un jarabe que dejaremos enfriar a temperatura ambiente.
En el vaso de la Thermomix, o en una batidora, echamos el yogurt, la miel, el jarabe y el zumo de limón, lo batimos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.
Antes de rellenar los moldes, echaremos los frutos rojos en ellos (yo los puse enteros, pero si lo deseáis, podéis ponerlos un poco troceados).
Y ahora sólo nos quedará añadir la mezcla a los moldes que vayamos a utilizar, insertamos el palo para los polos y los congelamos un mínimo de 5 o 6 horas.


Las frutas que escogí eran moras y frambuesas, las tenía en el congelador de cuando hice la Pavlova. Los que he hecho ahora son de grosellas (que también tenía congeladas). Lo interesante es que puedas ir variando la fruta que le pongas dependiendo de lo que tengas en casa.


Hoy, oficialmente, hace dos años que abrí el blog, así que no os perdáis la semana que viene la tarta que voy a hacer para festejarlo... bueno, en realidad es para celebrar el cumple de mi marido, pero así mato dos pájaros de un tiro, jeje

A partir de ahora, sígueme también por Facebook!!!