Blogging tips

lunes, 24 de enero de 2011

TARTA DE GOLOSINAS

¡Cómo pasa el tiempo!

Parece que fue ayer el día que vi la carita de mi hijo por primera vez... y el lunes pasado hizo ya 3 añitos. Tiempo de alegrías, alguna que otra preocupación (sin importancia, típicas de madres primerizas), risas y algún que otro enfado... para que nos vamos a engañar...

El caso es que estos tres años se me han pasado volando y, a la vez, parece que hace tanto tiempo, que no recuerdo mucho cómo era nuestra vida sin él.

Para celebrarlo, el domingo hicimos una comida en casa con mi familia y, cómo no, le hice su pastel.

Lo vi hace ya un tiempo en internet y su autora es María Lunarillos, aunque ella lo hace con otro tipo de bizcocho y otro relleno. (Ahora no encuentro el enlace de la receta pero es de ella, aunque no lo tenga en su web)
 
Es muy sencillo de hacer, pero a la vez es muy llamativo. Mi versión es un bizcocho de chocolate, relleno de nata (esto se puede variar a gusto, tanto el bizcocho como el relleno) y recubierto de "chuches" y  bizcochos de soletilla alrededor.




INGREDIENTES: 
Bizcocho de chocolate (para ver la receta pincha aquí)
500 ml de nata para montar (os aconsejo Central Lechera Asturiana 35,1% Materia Grasa)
80 g azúcar glas para la nata
Bizcochos de soletilla (la cantidad dependerá del tamaño que hagáis la tarta, yo usé un paquete de 18)
Golosinas
Leche condensada para pegar los bizcochos


MONTAR LA NATA:
Consejos a tener en cuenta 
La nata tiene que estar muy fría, pero no congelada (lo ideal es tenerla en el frigorífico en la parte más fría, en la puerta no que enfría menos).

La nata tiene que tener más de un 35% de materia grasa. La nata que yo usé tiene un 35,1% de M.G. y me aguantó bastante dura durante dos días (más, no lo sé, porque nos la zampamos antes).

Tenemos que agitar bien el envase para que la grasa adherida a las paredes del envase se despegue (la grasa es fundamental para montar bien la nata).

El vaso tiene que estar frío. Si has cocinado antes y el vaso está caliente, enfríalo triturando cubitos de hielo en velocidad 5 unos segundos y vacíalo.

Ponemos la mariposa en las cuchillas. Echamos la nata, el azúcar y una cucharada de queso en crema (yo Philadelphia) y programamos velocidad 3 ½.

Para montar la nata no hay tiempo, dependerá de la cantidad y la calidad de la nata, normalmente entre un minuto y dos ya está montada. Tendremos que estar delante del Thermomix y en el momento que notemos que cambia el sonido, miramos por el bocal y si ya está montada paramos la máquina.


MONTAJE DE LA TARTA: 
Una vez tengamos preparado el bizcocho, lo partimos por la mitad para rellenar. Colocamos una capa en el plato donde vayamos a servir y vamos pegando los bizcochos de soletilla alrededor, utilizando la leche condensada como si fuera pegamento.

Rellenamos con nata montada y colocamos la otra capa del bizcocho. Cubrimos con más nata y decoramos al gusto llenándolo de golosinas.



martes, 18 de enero de 2011

SOUFFLÉ DE QUESO Y JAMÓN SOBRE PIMIENTOS

Whole Kitchen, en su propuesta salada para el mes de enero, nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía francesa; un soufflé.


Soufflé: "Dícese de una preparación culinaria cuya base son las claras de huevo y al meter al horno se hinchan. La palabra soufflé viene del participio pasado del verbo soplar en francés.


Cuando vi la propuesta de Whole Kitchen para este mes, la verdad es que me hizo ilusión. Nunca había probado el soufflé y mucho menos lo había hecho, así que esta receta ha supuesto para mí un verdadero reto.


Su elaboración es muy sencilla, la única dificultad que tiene es que todos los comensales estén sentados en la mesa, pues el soufllé (como nos pasa con nuestra querida paella) no espera a nadie. Cuando lo sacas del horno se ve tan bonito, tan esponjoso... tan alto. Qué pena que la teoría de la gravedad se cumpla a rajatabla en este plato: "Todo lo que sube, baja".... Ya, ya... pero que estrés para sacar la dichosa foto y que aún mantenga su brioso aspecto.


Luego está la otra teoría, o mejor dicho ley... La Ley de Murphy: "Si algo puede salir mal, saldrá mal".
Bueno, exactamente no es que saliera mal, yo lo cambiaría por: "Si la vida te puede poner zancadillas, no te preocupes, que te las pondrá" Y es que se me olvidó cargar la batería de la cámara y no me dí cuenta hasta que le quise hacer una fotito a nuestro querido soufflé.


Al final bajó un poquito pero aguantó bastante bien el tipo. He de decir que de sabor estaba riquísimo y el contraste con el pimiento le dio un toque fabuloso.


INGREDIENTES


- 4 pimientos para hacer las bases
- 30 gr de mantequilla
- 30 gr aceite de oliva
- 30 gr harina
- 50 gr de leche
- 200 gr leche evaporada (Ideal de Nestlé)
- 4 huevos (separando las claras de las yemas)
- 50 gr queso parmesano
- 100 gr queso curado (yo, 50 gr de Old Amsterdam y 50 gr de Cheddar)
- 100 gr jamón serrano en tiras
- 1/2 cucharadita de mostaza
- Sal y pimienta al gusto


PREPARACIÓN


Rallamos los quesos por separado unos segundos en velocidad máxima y reservamos.


Partimos los pimientos por la mitad (longitudinalmente si son grandes), quitamos las semillas, las membranas y reservamos.


Ponemos en el vaso el aceite y la mantequilla, programamos 2 minutos, 100º, velocidad 1. Añadimos la harina y 2 minutos, 90º, velocidad 3. Incorporamos la leche y la leche Ideal y volvemos a programar 4 minutos 90º, velocidad 3.


Agregamos a lo anterior las 4 yemas, los quesos rallados, el jamón, la mostaza, sal (con precaución ya que los quesos y el jamón ya están bastante salados) y la pimienta. Se mezcla todo en velocidad 4 hasta obtener una mezcla homogénea, sacamos del vaso y reservamos.


Lavamos muy bien el vaso y cuchillas para montar las claras, ya que si tienen un poco de grasa podrían no montar. Ponemos la mariposa en las cuchillas, echamos las claras con un pellizco de sal y unas gotas de limón o vinagre. Programamos 4 minutos velocidad 3 1/2. Cuando estén bien firmes añadimos a la mezcla reservada uniendo con movimientos envolventes.


Precalentamos el horno a 200º. Vamos rellenando los pimientos con la mezcla, pasando un cuchillo por los bordes para que suban por igual. Ponemos en una bandeja de horno pincelada con aceite, y los metemos en el horno, bajando la temperatura a 180º durante 35 minutos.


La receta sin Thermomix:


Fundimos la mantequilla y el aceite en una cacerola. Añadimos la harina y la cocinamos durante 2 minutos. Sin dejar de remover, añadimos las leches y dejamos que hierva a fuego medio durante uno o dos minutos.


Ponemos la bechamel en un cuenco. La sazonamos ligeramente con sal y pimienta e incorporamos las yemas con las varilla. Añadimos los quesos rallados, el jamón y la mostaza.


Montamos las claras, con un pellizco de sal y unas gotas de limón, con una batidora y cuando estén bien firmes añadimos a la mezcla reservada uniendo con movimientos envolventes.


El resto igual.



miércoles, 12 de enero de 2011

ESPAGUETIS CON TOMATE, CEBOLLA Y PIMIENTOS

"¿Cómo están ustedeeeeeeesssssss?"


Yo un poco más tranquila después de la vorágine navideña de comilonas, regalos, reuniones familiares... más comilonas....uffff, creo que todos terminamos un poquito saturados de tanta comida, dulce, turrones (les he cogido un asco, jajaja... pero sólo hasta el año que viene, eh???)


El caso es que el domingo llegué de Alicante, de casa de mis suegros, y aún no me he puesto, lo que se dice en serio, a cocinar. Creo que esta semana, como la mayoría de la población, me voy a dedicar a comer verduras, ensaladas y fruta (para eso me he traído un cargamento del huerto de mi suegro).


Pero bueno, aunque no cocine, aún tengo alguna receta en la bandeja de salida que por un motivo u otro no había llegado a publicar... A eso se le llama AHORRAR... guardas hoy por si lo necesitas mañana.... (ya que no se puede ahorrar de otra manera, al menos me contento con esto, jejeje)


Estos espaguetis que os traigo hoy son de lo más sencillo en ingredientes y elaboración... pero ¡qué ricos que están!!!


INGREDIENTES:


150 gr de pimientos verdes
150 gr de pimientos rojos
300 gr de cebolla
50 gr de aceite
180 gr de tomate sofrito
Sal y pimienta


800 cc de agua
250 gr de espaguetis
Sal


PREPARACIÓN:


En el vaso de la Thermomix, se ponen la mitad de las verduras crudas y se cortan 4 segundos a velocidad 4. Se reserva y se hace lo mismo con la otra mitad. 
Añadimos las verduras reservadas y sofreímos, añadiendo el aceite y programando 15 minutos, velocidad varoma, giro izquierda, velocidad cuchara.
Incorporamos el tomate, la sal y la pimienta (o hierbas al gusto) y ponemos 5 minutos más a la misma temperatura y velocidad.


Esta salsa está genial para acompañar, un arroz, un bacalao o, como en este caso, un plato de pasta.


Si tenéis prisa, podéis cocer los espaguetis en un cazo con agua a la vez que se hace la salsa. Pero hoy, vamos a sacarle todo el provecho a la Thermomix y vamos a cocer los espaguetis en ella.


Después de hacer la salsa, no hace falta que limpiemos el vaso. Añadimos 800 cc de agua y sal al gusto y programamos 7 minutos, temperatura 100º, velocidad 1. Cuando hierva el agua, echamos los espaguetis por el bocal y vamos apretando suavemente hacia dentro hasta que estén todos introducidos. Programamos el tiempo que indique el fabricante, temperatura 100º, velocidad cuchara.




Notas:
Los 250 gr de espaguetis es para 2 personas, para 4 personas las cantidades serían 500 gr de espaguetis y 1 litro y medio de agua. El tiempo para que hierva el agua, en vez de 7 minutos serían 12.
Esta salsa está ya deliciosa tal cual, pero si queréis le podéis añadir jamón, atún, champiñones.... lo que se os ocurra. Yo se lo añadiría en el momento de echar el sofrito de tomate.
En cuanto al tomate podéis poner el que normalmente uséis o bien hacer uno casero. Yo le puse uno que está buenísimo y que es de la marca Ferrer, pero no sé si lo encontraréis en cualquier sitio de España. Si tenéis la oportunidad y lo véis, probadlo, está riquísimo.